Red hospitalaria triplica camas UCI en la región de Coquimbo que pasarán de 22 a 68 camas

Publicado bajo: Comunas,Economía y Desarrollo |

Se espera que el peak de pacientes aquejados por la pandemia sea en abril, periodo en que coincidirá con los usuarios del sistema que llegan a la red de salud por enfermedades propias del invierno. 

sdsdEl director del Servicio de Salud de Coquimbo, Claudio Arriagada, informó que se logrará triplicar las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de la red hospitalaria, luego de la llegada del coronavirus a la región.
La idea ya estaba en los planes de las autoridades debido a que la propagación del Covid-19 era inminente. De hecho, a mediados de semana, la Intendenta de Coquimbo, Lucía Pinto, blindada por el Seremi de Gobierno, Ignacio Pinto y su par de Salud, Alejandro García, informaron que dos mujeres procedentes de Brasil, de 33 y 38 años, respectivamente, fueron los primeros dos casos detectados en la zona.
Ambas mujeres son funcionarias del Instituto de Previsión Social (IPS) y llegaron a la región el pasado viernes 13 de marzo, incluso el lunes se presentaron a trabajar en las dependencias del servicio público, activándose los protocolos que mantienen a estas pacientes en cuarentena.
“Decidimos suspender todas las cirugías electivas y todos los policlínicos de pacientes no críticos para ir despoblando los hospitales. Sabemos que esto va a tener un costo para aquellos pacientes que lamentablemente estaban en lista de espera, pero hoy tenemos que prepararnos para el escenario cuando empiecen a llegar pacientes que necesiten atención de Covid-19. Tenemos que tener camas disponibles, partiendo por camas básicas, posteriormente vienen las camas UTI (Tratamiento Intensivo) las cuales las vamos a duplicar, y también las camas UCI”, contó Arriagada en un punto de prensa a comienzos de semana.

DOTACIÓN
La autoridad describió que la red del sector público en la región de Coquimbo contempla 22 camas UCI. Una cama UCI está especialmente diseñada para pacientes de cuidados a largo plazo con enfermedades y lesiones graves y potencialmente mortales, además de poseer otras cualidades que incluyen altura ajustable para toda la cama, la cabeza y los pies, rieles laterales ajustables y botones electrónicos para operar tanto la cama como otros dispositivos electrónicos cercanos. Otras características son el panel de control auxiliar, báscula eléctrica, examen de rayos X y función de auto-silla, y ayuda a los trabajadores de atención a tratar las complicaciones del paciente durante la recuperación.

En ese sentido, Arriagada proyecta que se habilitarán un total de 68 de estas unidades en la red. “Eso implica también que el hospital antiguo de Ovalle, solamente se va a destinar para pacientes Covid-19, donde vamos a tener 98 camas básicas; 12 camas UTI y 16 camas UCI, solamente en el hospital antiguo” (ver nota relacionada).

Junto a ello, las especialidades de atención a pacientes también se van a reprogramar, aspecto que también se decidió para las cirugías electivas. Aproximadamente en la región, se realizan entre 100 a 150 operaciones al día, “de esos solamente se van a realizar aquellas cirugías que sea críticas, o sea que tengan una repercusión en agravar el estado de salud de ese paciente, aquellas como una hernia que puede esperar un mes, todas esas se van a reprogramar”, comenta. Ello obligó a personas de los hospitales a iniciar un proceso para contactar a los pacientes e informarles sobre una eventual postergación.
La decisión implica a redistribuir la dotación de personal médico y no médico de los recintos asistenciales. “Hoy no tenemos la dotación suficiente, pero sí tenemos el presupuesto y estamos en proceso de reclutamiento para todo el personal necesario para abarcar todas estas camas nuevas que vamos a abrir”, recalcó.

Según Arriagada, por cada seis camas UCI se requieren seis médicos, doce enfermeros y 18 paramédicos. “Entonces, todo ese personal está en proceso de reclutamiento para que en las próximas semanas empiece su inducción, para que cuando estemos en el peak de atención esas personas estén preparadas y listas de atender”, añadió.

Se estima por parte de epidemiología que en abril sea el punto máximo de pacientes por coronavirus, casos que coincidirán con aquellos usuarios del sistema aquejados por enfermedades propias del invierno.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *