En plena zona urbana de La Serena emerge fabricación de cerveza artesanal

Publicado bajo: Turismo |

cervezaLa industria cervecera tiene un crecimiento consistente a nivel nacional en los últimos años, así lo demuestra por ejemplo, el Informe 2018 de Volumen Doméstico de Chile, elaborado por la firma inglesa IWRS que revela que entre 2008 y 2018 la venta de cerveza ha crecido un 44,4%, pasando de 62 millones de litros a 89 millones.
Y ese desarrollo no es ajeno a la región de Coquimbo, que ha visto el surgimiento y proliferación de microcerveceras de producción artesanal en el último decenio, como los son: Guayacán, Anima, Atrapaniebla, Cactus, Cruz del Sur, Independentzia, entre otras. La última incluso galardonada en 2019 con una medalla de oro en la Copa Latinoamericana de Cervezas Artesanales.
Si bien en otros países de Europa Central y Norteamérica la producción artesanal de esta bebida ha impulsado que incluso en bares empotrados dentro de las mismas urbes produzcan cerveza propia y la comercialicen, en la región aún no se han masificado. En la ciudad de La Serena lo hizo el restobar Timber House hasta que en 2019 sufrió un fuerte incendio, y desde 2018 lo hace Plan Beer, ubicado en Avenida El Santo frente al terminal de buses.
“Somos productores de cerveza. El proyecto nace para que el cliente tenga la experiencia cervecera lo más cerca de la ciudad, al contrario de la producción tradicional que tiene sus plantas fuera del radio urbano”, explica es el administrador y maestro cervecero de Plan Beer, Gustavo Rodríguez.

Si bien, Rodríguez señala que en el local trabajan con once salidas de cerveza, de las cuales nueve son comerciales y dos son invitadas –esas dos varían mensualmente-, precisa que cuatro variedades de su propia elaboración son las más atendidas y solicitadas por el público, estas son: Chapilca –blond ale-; EPA –pale ale-; Mamalluca –brown ale-; y Río Turbio –stout-. Cuya producción, según el maestro cervecero, alcanza aproximadamente los 1.700 litros en un mes, la que es distribuida solo dentro del local y nunca embotellada, para ofrecerla siempre fresca, concepto fundamental.

BREWPUB
La palabra “brewpub” significa literalmente pub productor de cerveza, y es un término extendido en países de Europa como Bélgica, Holanda, Alemania e Inglaterra, lugares donde la producción cervecera en bares, ubicados dentro de la misma ciudad, es común desde al menos el siglo XVIII hasta hoy, actividad que precisamente realiza Plan Beer.
“La idea es que cuando la cerveza se esté produciendo, la gente pueda ver que la hacemos ahí, que no es un adorno”, dice Rodríguez, cuando se refiere al cristal que separa la zona del bar de la misma planta productora. Este elemento es natural de los bares-cerveceros en la actualidad, en los cuales las personas pueden ver cómo se hace la bebida que están degustando.

Otro componente clave es que la cerveza elaborada en él está siempre fresca, porque no es envasada, pasando del madurador o barril directamente a la jarra, sobre lo cual el administrador de Plan Beer asegura que “no almacenamos barril tras barril para luego vender una cerveza vencida, la cerveza dura tres meses, producimos una cantidad que alcanza para un mes aproximadamente, lo que nos permite siempre tener un producto fresco, que mantiene su sabor y no pierda sus propiedades”.
Si bien existen una amplia gama de plantas cerveceras en la región, como Guayacán, Independetzia o Cactus, y el interés de la gente por probarlas va en aumento, aún no hay un desarrollo decidido de bares productores como Plan Beer en espacios urbanos, nicho que aún tiene un margen de exploración en una zona rica en producción de cerveza artesanal.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *