Aparente mensura minera desata molestia de vecinos en la quebrada de Paihuano

Publicado bajo: Comunas,Economía y Desarrollo |

El próximo martes el servicio debería emitir un informe que aclare la procedencia de los elementos de trabajo y la empresa que está a cargo de las faenas al interior de un predio privado. Hecho provocó el despliegue de carteles, marchas, caravanas y reuniones entre autoridades comunales y vecinales de Horcón, Pisco Elqui, Alcohuaz, entre otras.

1265 - 09-16Materiales de construcción compuestos por pilas de sacos de cemento, palas, chuzos, mangueras, bidones y maletas de supuestos trabajadores en el interior de un recinto privado de la Quebrada de Paihuano, al interior del valle de Elqui, prendieron las alarmas de los vecinos y comunidades ambientalistas de ese lugar ante la aparente campaña de una mensura minera.
Ello, provocó el despliegue de carteles, reuniones con autoridades locales, y marchas en caravana en protesta a cualquier indicio de actividad minera por parte de las comunidades de ese sector, lo que obligó al rápido rechazo del alcalde de Paihuano, Hernán Ahumada.

A través de un comunicado, el municipio de Paihuano solicitó aclarar dudas y coordinar acciones ante el resurgimiento de “exploraciones” en un terreno privado del sector, mientras, agrega el documento, los habitantes de esa comuna “manifestaron un rotundo NO a la presencia de mineras en el Valle de Elqui”. Incluso, para evitar la presencia de mineras en el valle de Elqui, el municipio lideró una reunión que agrupó a cerca de 150 asistentes, entre vecinos procedentes de Horcón, Pisco Elqui y Alcohuaz. Todo con el propósito de conocer que en un terreno privado del sector se iniciaron exploraciones geológicas, lo que causó la alerta de los habitantes.
Según el municipio, en la cita además participaron representantes de la comunidad indígena Canihuante y del Santuario de la Naturaleza Estero Derecho, quienes pertenecen a la Mesa Comunal por la Vida y que estarían enfrentando el mismo proceso en sus localidades. Ahumada destacó la convocatoria, pues sería un tema que preocupa a los habitantes, quienes verían en la explotación minera una amenaza a la tranquilidad, un factor contaminante y una afectación a las actividades productivas del lugar, especialmente el turismo.
“Fue un conversatorio con mucho respeto, donde se analizó la situación, se vieron los pro y contra y la determinación final de toda la comunidad, y de todos los integrantes de las juntas de vecinos es que en el sector de la Quebrada de Paihuano, no queremos minería. Sabemos lo que ello implica, escasez de agua, flora y fauna y un montón de situaciones que a la larga van a perjudicar a nuestro hermoso valle”, señaló el jefe comunal.
“Vamos a empezar a trabajar, no queremos que una empresa minera empiece a explotar los recursos que tenemos, sobretodo en esta época donde el agua escasea debido a la gran sequía que nos afecta. Estamos dispuestos a trabajar y agradecidos de esta gran convocatoria y de la voluntad de los vecinos de no tener mineras en el Valle de Elqui”, añadió Ahumada.

Oficio a Sernageomin
Roberto Vega, Secretario Ministerial de Minería, emitió un oficio a la oficina local del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), quien deberá entregar durante los próximos días hábiles (con fecha de término el próximo 4 de febrero) un informe que detalle la situación, puesto “lo único que hay es que están colocando hitos de mensura, que son monolitos que se ubican en los puntos cardinales de una manifestación minera”.
En ese sentido, Vega, reconoció desconocer información sobre el origen de esos elementos, además de la empresa que estaría detrás de las obras, aunque agregó que “no es un proyecto minero, es solo la colocación de deslindes que la ley exige para hasta que llega una concesión y diferenciarla de otra”.
“Las solicitudes no ingresan a la Seremi, lo hacen por Sernageomin, una vez que lo oficia el Juzgado de Letras respectivo”, precisa. Y añade que un proceso de exploración puede tardar varios años: “desde que uno solicita en el juzgado hasta que se pueda hacer la manifestación pueden pasar hasta cuatro años sin que sea necesario pasar a la siguiente etapa que es la mensura, y la diferencia entre una a otra es la cantidad de patentes que se pagan”.

Reacciones de vecinos
Deisy Jorquera de Quebrada de Paihuano destacó la alta participación ciudadana y el apoyo que se manifestó para que su sector se mantengan libres de contaminación. “Estamos todos unidos en este pueblo para que no se le dé acceso a la minera. Nosotros amamos nuestra comunidad, a nuestro pueblo y no queremos contaminación, no queremos camiones, especialmente por nuestros niños, abuelos y mujeres embarazadas”.
Por su parte, la presidenta de la Asociación de Comerciantes y empresarios Turísticos de Paihuano y de la Corporación de Desarrollo del Valle de Elqui, Irma avalos, señaló que es importante iniciar un trabajo entre todos los actores de la comuna para evitar este tipo de actividades en la Quebrada. “Nosotros, hace diez años, como comunidad elquina, pudimos contra una minera canadiense de un capital de 7 billones de dólares, porque la voluntad del pueblo es la que debe mandar y prevalecer. Tenemos el derecho a tener agua limpia, aire limpio y una minera es una forma de contaminación tremenda y no lo vamos a aceptar. Por eso ya estamos organizándonos bien, con el alcalde a la cabeza y con eso sabemos que tenemos mucho apoyo y podemos ganar”, sostuvo.
“Debemos tomar cartas en ese asunto y no permitir que se nos pase a llevar. Porque acá estamos hablando de un tema de dignidad como seres humanos y el agua es vital. Tomando en cuenta el riesgo hídrico que existe en Quebrada de Paihuano. Esto sería un desastre para todos los pobladores”, señaló la vecina Katia Fierro.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *