Ingenieros galos instalaron en Pichasca un “alojamiento” de telescopios privados que pueden ser monitoreados desde cualquier parte del mundo

Publicado bajo: Destacadas,Turismo |

pichascaUS$600 al mes cuesta el alquiler de “un pilar” apto para instalar equipos para la observación astronómica, los que se manejan de manera remota en cualquier parte del mundo. E cliente recibe notificaciones a su Smartphone cuando existen probabilidades de condiciones climáticas adversas.
Existen dos galpones de 12×7 metros enclavados a 1.700 m.s.n.m en el sector de Pichasca de la comuna de Río Hurtado, IV Región. A simple vista parecerían dos galpones o bodegas, pero en su interior soportan 22 pilotes que sirven de base para contener una cantidad similar de equipos astronómicos.
No se trata de un usual observatorio con cúpula, sino un observatorio colectivo que “aloja” un espacio común para la investigación de científicos, profesionales y agrupaciones aficionadas a la astronomía y astrofotografía procedentes de Estados Unidos, España, Corea, Australia e Inglaterra que buscan una ventana al universo en un área que garantiza el cielo más limpio del planeta.
Universidades y centro de investigación también está en la mira de los socios de DeepSky Chile, emprendimiento de dos ingenieros franceses que ofrecen por US$600 al mes un espacio compartido con techo corredizo de forma remota en cualquier punto del orbe.

“Nuestros clientes mandan sus telescopios y nosotros los instalamos, y el cliente da su computadora, la conectamos a Internet y desde su país se puede enlazar al observatorio y puede utilizar su telescopio cuando quiera”, dice Franck Jobard socio fundador de DeepSky Chile.

La empresa brinda soporte técnico todos los días del año y seguridad con cámaras de CCTV con cobertura de 360°. La energía procede de una planta solar para asegurar operaciones ininterrumpidas, incluso ante condiciones climáticas adversas. Esto pues el techo se abre con la ayuda de sensores de nubes, lluvias, viento, y cuando existen problemas se cierra, enviando con una notificación al Smartphone del usuario.

Respecto a la garantía astronómica, el recinto posee un lugar privilegiado debido a que prácticamente no existe contaminación lumínica, ya que su emplazamiento está al sur del Cerro Pachón, donde está encuentran los poderosos observatorios Gemini, el nuevo telescopio LSST y a 34 kilómetros del observatorio Tololo.
“Hemos viajado a muchos lugares en el mundo y acá en Chile pensamos que es el mejor de la zona a nivel privado. Cuando ponemos la palma mano hacia abajo, la sombra de las estrellas en la palma capta la luz de las estrellas. Al principio, el proyecto comenzó con clientes amigos porque sabíamos que había una demanda que crece y decidimos hacerlo acá”, agrega el profesional.
La apertura del recinto está desde marzo de este año. Hoy, en tanto, y gracias a una alianza con Corfo, se ofrece una segunda alternativa para aquellas personas e instituciones que no tienen el dinero para instalar un telescopio, pero que de igual manera están interesados por la astronomía y la observación de estrellas, constelaciones y eventos estelares.

“Queremos dar acceso al cielo por un día, dos días, una semana, incluso por horas. Las observaciones se pueden comprar, pero es muy caro, quizá son US$300 por 3 horas, entonces si una persona quiere arrendar por 15 días porque hay un evento especial, una supernova, una explosión es mucho dinero”, complementa Jobard.

En el terreno, se edificarán dos cúpulas individuales donde se instalarán telescopios con cámaras y el cliente, gracias a una plataforma a internet, podrá conectarse, mandar dinero, y después utilizar los telescopios. Mientras más tiempo compra, el precio disminuirá.
Otra área a desarrollar es la creación de una biblioteca o un banco de imágenes, disponible para los aficionados que poseen esos recursos. El costo oscilará entre US$10 o US$15 para ingresar a una plataforma y gozar del acceso a los datos de todas las capturas, en un estilo similar a un curso de astrofotografía, pues se dictarán pautas para el tratamiento de las fotografías.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *