Ciudadano Chino se manifiesta y sigue acusando de amenazas a dueño de minera

Publicado bajo: Economía y Desarrollo |

Llegó en 2014 para comenzar con las faenas en el proyecto Pejerreyes, el que finalmente no entró en operaciones. Hace algunos días protestó con pancartas frente a la ruta 5, acusando que aún no le han pagado su dinero ganado “con sudor, sangre y sufrimiento”.

chinoNada de bien lo ha pasado Lin Jiayi desde que llegó al país en febrero del año 2014 en compañía de otros 60 compatriotas para trabajar en la instalación del proyecto minero Pejerreyes a cargo de la empresa China Co, que finalmente no entró en operaciones debido a inconvenientes con la calificación ambiental y que derivó en la declaración de insolvencia.
Un accidente que terminó con una fractura en su brazo izquierdo, cuando cumplía funciones como operador de maquinarias pesadas, fue el comienzo de la pesadilla para Jiayi, quien sigue acusando al dueño de la empresa, Shao Kun, de abusos de poder.
Jiayi, proveniente de la provincia de Sichuan, la cuarta más grande el país asiático, viene cada cierto tiempo a Chile. Y cada vez que lo hace es para saber si tiene noticias de su deuda, la que insiste se ganó, junto a otros trabajadores de la misma nacionalidad, “con sudor y sufrimiento”.
Cada vez que regresa a la región, se queja de los abusos que sufrieron al interior de la empresa, la que en un principio estaba destinada a ser una mina dedicada a la extracción de cobre, pero luego se transformó en una planta procesadora del mismo mineral que prometía convertirse en un importante poder de compra para pequeños mineros del sector.
Pero también continúa molesto porque pasa el tiempo y aún no le han cancelado sus dineros, de meses de trabajo. Y por eso el martes de la semana pasada se instaló por casi dos horas en la carretera 5 Norte con una inmensa pancarta exigiendo justicia. Llegó solo. Y sin temor, pidiendo a las autoridades que sean más competentes y que investiguen a Shao Kun.

“Cuando tuvo un accidente, donde se fracturó el brazo, todos los gastos médicos se lo descontaron de su salario”, cuenta Tomas Lu, otro de los trabajadores de la minera, quien puso una denuncia en la Fiscalía de La Serena acusando a Kun no sólo de agresiones físicas, sino que también de violencia psicológica y atropellos laborales.
Jiayi, que hoy es el vocero y representante de todos los trabajadores que lo pasaron mal, sólo quiere tranquilidad. Quiere que le paguen su dinero y que se “investigue a Kun para que no haga más daño, puesto que aún existimos muchos que todavía tenemos temor”, acusa Lu.
Agrega que en la pancarta Jiayi escribió todo lo que ha tenido que pasar en este último tiempo, argumentando que “el dueño es un defraudador y estafador de bancos. Que recorrió casi 20 mil kilómetros desde China para pedir su dinero ganado con sangre y sufrimiento. Que Kun es un estafador de seguro de los trabajadores…Y lo hizo acá en La Serena porque tiene miedo, puesto que en China no puede demandarlo, dado que hay gente que cubre a ese señor, pues a todo el mundo les dice que es poderoso y mafioso. Además, otros trabajadores también quieren venirse desde China porque le temen a Kun, por eso en la pancarta se les pide a las autoridades de China que investiguen al dueño”.
Esta vez la manifestación fue en La Serena, pero Tomas Lu asegura que la siguiente será en las oficinas de la empresa en Santiago y también en la embajada de China, pero eso Lin Jiayi aún lo está programando. “Queremos que las autoridades chilenas nos defiendan, en vista de que es un matón, como nosotros decimos, pues estamos viviendo con peligro en Chile. Acá lo hemos pasado mal…”, avisa.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *