Helmuth Reichel Silva busca promover la nueva música

Publicado bajo: Cultura |

Mientras negocia con orquestas chilenas para el 2019, el director radicado en Alemania estará en la jornada final del festival Musicahora de La Serena, junto a la orquesta de esa ciudad.

Helmuth Reichel_foto Patricio Martinez“Compongo muy pausadamente, aunque siempre tengo demasiadas ideas en la cabeza”. Quien habla no es precisamente un compositor a tiempo completo, sino que uno de los jóvenes directores de orquesta chilenos que está cosechando una rutilante carrera internacional.
Esta faceta creativa de Helmuth Reichel Silva (él prefiere aparecer siempre con sus dos apellidos), natural de Santiago y nacido en 1983, ha determinado uno de los aspectos más característicos de su trabajo en el podio: su sensibilidad por la música actual, en toda su infinita diversidad.
En 2016 junto a la Sinfónica de Chile presentó una obra de la vanguardista Leni Alexander, pero en sus colaboraciones con orquestas chilenas, o en Alemania, donde reside, su trabajo con lo contemporáneo ha sido acotado. Eso cambiará con su próximo compromiso en nuestro país, junto a la Orquesta Sinfónica U. La Serena, en que se le verá totalmente inmerso en su amor por la nueva música. El viernes 23 de noviembre serán los encargados de cerrar la quinceava versión del festival Musicahora.
“Fue la primera orquesta que dirigí profesionalmente en Chile”, rememora el director, “en dos ocasiones, 2012 y 2014, así que siento una conexión muy especial con ellos”. Su concierto incluye a uno de los padres del modernismo musical, el ruso Igor Stravinsky (1882-1971), con su Concierto en Re, para cuerdas.
Lo chileno es la esencia del festival, por lo que el concierto sinfónico incluirá dos obras de reconocidos autores. “Para mí el plato fuerte es el Concierto para Violín de Gustavo Becerra (1925-2010), es una obra con cuerpo e interesante de tocar”, continua el director. También se incluye una composición de Alejandro Guarello (1951), titulada Happy Bird’s Day, de la cual Reichel resalta la instrumentación, “y los contrastes entre vientos y cuerdas”.

¿Cuál podría ser el camino para incentivar un mayor interés de las audiencias por la nueva música, y acortar la brecha entre auditores y compositores actuales?
Definitivamente hay que hacer más conciertos educativos. El interés del público se puede gatillar con una simple conexión, que puede ser un concepto. Por ejemplo, hablar de la muerte, o de la soledad, y los compositores de hoy en día tienen los mismos problemas que los antiguos maestros como Brahms. En ese sentido, yo creo que las introducciones habladas son útiles, y así los presentes escuchan de otra manera, con más atención hacia los nuevos lenguajes.
Datos:
Festival Musicahora. Del lunes 19 al jueves 22 de noviembre en Departamento de Música U. La Serena, y viernes 23 de noviembre en Teatro Municipal de La Serena. Programación completa en www.musicahora.cl

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *