Ley de Cabotaje: “El Presidente ha pedido darle una mayor agilidad y velocidad a su tramitación”

Publicado bajo: Destacadas,Economía y Desarrollo |

El seremi de Economía, Fomento y Turismo de Coquimbo, Luis Arjona, indicó que la iniciativa se encuentra actualmente en la Cámara de Diputados. “Esto va a permitir la recalada de embarcaciones de hasta 400 pasajeros (…) asimismo, va a permitir una mayor permanencia de los turistas dentro del país”, agregó Arjona.

coquimbo puertoA pesar de algunas visiones contrapuestas entre el ámbito privado y político, el proyecto de ley que modifica el artículo 3° del decreto Nº3.059 del año 1979, para autorizar el cabotaje de pasajeros de cruceros con bandera extranjera; sigue su curso en el Congreso.
La iniciativa originalmente presentada por los senadores Alejandro Navarro (País Progresista), Alejandro Guillier (Independiente pro Partido Radical Social Demócrata, PRSD) y Ricardo Lagos Weber (Partido por la Democracia, PPD); actualmente se encuentra en la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados, esto tras ser aprobada por el Senado.
Así lo indicó el seremi de Economía, Fomento y Turismo de Coquimbo, Luis Arjona. “Está en trámite en la Cámara de Diputados. El Presidente ha pedido a través de la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, darle una mayor agilidad y velocidad a la tramitación de esta ley”, señaló.
El proyecto fue presentado en 2014, por los senadores Navarro, Guillier y Lagos Weber, no obstante, tras cuatro años sin movimiento y en el contexto de la Agenda de Productividad, el Gobierno de Sebastián Piñera lo rotuló como de urgencia legislativa. Entre las reformas que se le pretenden realizar al precepto del año 1979, destaca que permitiría el cabotaje de personas a bordo de cruceros extranjeros que tengan capacidad para transportar igual o sobre los 400 pasajeros, cuyo origen y destino sean puntos del territorio nacional.
“Esto va a permitir la recalada de embarcaciones de hasta 400 pasajeros, también va a significar un mejor flujo de turistas por el concepto de cruceros. Asimismo, va a permitir una mayor permanencia de los turistas dentro del país. Por lo tanto, las empresas dedicadas a los operadores turísticos van a poder hacer programas de, a lo menos, siete días; lo que significará una mayor permanencia y un fuerte impulso en materia turística. El tema gastronómico, de hospedaje…los destinos turísticos se refuerzan mucho más”, agregó Arjona.

Críticas a la iniciativa
Sin embargo, no todas las opiniones han sido proclives a esta modificación de la normativa vigente. Entre reparos que se le han hecho, está que permite la entrada en operación de naves con “banderas de conveniencia”. “Son básicamente paraísos tributarios. Yo puedo registrar un buque con bandera de cualquier parte, incluso de Bolivia, la ventaja como es obvio, no tributo”, afirmó a El Mostrador, el representante del Sindicato de Oficiales de Marina Mercante Austral, Juan Villalón.
“Abrir el cabotaje en Chile involucra el peligro de fuentes laborales. Si el proyecto establece como 400 pasajeros, basta que alguien traiga un buque de 401 pasajeros y se ponga a navegar por Chile. Es más, el armador chileno que ya tiene buques allá va a matricular el buque con bandera extranjera, va a pagar la mitad de lo que paga en el registro chileno y va a contratar birmanos, indonesios, a los que les va a pagar la mitad y los chilenos van a terminar manejando taxis”, añadió.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *