Consultor integral: el principal desafío del auditor en regiones

Publicado bajo: Economía y Desarrollo |

Existen varios centros operativos cuya administración está en Santiago, por lo que prestar servicios de excelencia, y a precios accesibles, no es del todo fácil. Los clientes esperan que sus estados financieros sean informados sin equívocos y, para tal efecto, éstos deben ser preparados por profesionales competentes.

consultasLas normativas actuales y los desafíos que permanentemente plantea el Servicio de Impuestos Internos (SII) a las organizaciones, obligan a replantearse -de manera constante- cómo mejorar o evolucionar. En este contexto y pese a que el auditor mantiene su rol, la complejidad de los negocios exige que éste se enfoque en otorgar un servicio del más alto nivel, lo que constituye el actual principal desafío de este profesional en las regiones del país.
Dicho servicio guarda relación con “ser un consultor integral que se distinga por trabajar con buenos equipos de trabajo y entrenados en Tecnologías de la Información (TI) que le permita incrementar su alcance de revisión en el mismo o menor tiempo y en aspectos en los que sus comentarios en el desarrollo de la asesoría produzcan proactividad”, asegura Waldo Morales, socio de Auditoría de Kreston MCA, quien advierte que “la competitividad del empresariado exige que la firma auditora sea versátil”.
En regiones, la situación es compleja para el auditor, “ya que existen varios centros operativos cuya administración no está localizada necesariamente en la zona correspondiente sino en Santiago, lo que ralentiza las decisiones; también hay empresas locales que necesitan sus estados financieros auditados para propósitos de registro de contratistas o requisitos bancarios”, cuenta Morales.
En dicha situación, “prestar servicios de excelencia, y a precios accesibles, no es del todo fácil, sumado a que es sumamente complejo competir con firmas de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional”, argumenta el socio de Auditoría de Kreston MCA.

Rol y exigencias
Por lo anterior, es recomendable que, en regiones, los auditores, en su objetivo de ser considerados un consultor integral, debiesen ser capaces de levantar situaciones que en algún momento pueden resultar críticas para la organización. “Tal es el caso de evaluaciones exhaustivas sobre qué tan bien están organizados y contrapuestos los procesos internos, a fin de evitar pérdidas no previstas”, afirma el ejecutivo, ejemplificando que “la lectura de las pólizas de seguros vigentes podría arrojar y proyectar posibles debilidades que podrían subsanarse”.
Sobre las exigencias de los clientes, Morales afirma que “una exigencia relevante es que espera que sus estados financieros, sobre lo que sucede al interior de la organización, sean informados sin equívocos y, para tal efecto, la información contable debe ser preparada por profesionales competentes”. Esta visión y evaluación, en general, la debe entregar el auditor al final de su trabajo, materializado en una Carta de Comentarios a la Gerencia, con el propósito de que ésta “permita a la administración retroalimentarse de la decisión de haber incorporado o de mantener a tal o cual colaborador; o promover y/o corregir competencias”. Esto, constituye un desafío a la firma auditora en función de resaltar aspectos no sólo técnicos, sino también empresariales.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *