María José del Fierro, product manager de Mal Paso:“Somos el tercer actor del mercado nacional, con una participación del 6% y la idea es seguir creciendo”

Publicado bajo: Agroindustria,Destacadas |

El destilado producido con uva Moscatel de Alejandría y Rosada en el Valle del Limarí, avanza con paso firme en el ámbito local. Además, de su reciente premio como Mejor Pisco del 2018, destaca por prestar su planta para la fabricación de otros productos, tal como el nuevo pisco de Viña Santa Rita. Un hotel boutique, una planta solar y la extensión de sus plantaciones; sus planes a futuro. 

mal pasoSu reciente elección como el Mejor Pisco del año 2018 por el Catad’Or Wine Awards, además, de otros importantes premios para sus versiones de 40º y Premium; son solo algunos de los reconocimientos que ha recibido durante el último tiempo Mal Paso. Destilado producido en la Región de Coquimbo, específicamente en el sector de Huamalata, Provincia del Limarí, que se abre paso en el competitivo mercado de estas bebidas alcohólicas.
Esta reciente premiación, su nueva planta de alcoholes, las uvas que se usan para su producción y proyecciones a futuro; son algunos de los temas que María José Del Fierro, product manager de Pisco Mal Paso, conversó con Semanario Tiempo.
“Es un orgullo y fruto de un excelente trabajo la obtención, no solo del mejor pisco, sino también de la Medalla Gran Oro para Mal Paso 40º y Medalla de Oro para Mal Paso 40º Premium. Sin duda es un reconocimiento para todos quienes forman parte de Mal Paso y para Empresas Provalle”, indicó.
Este destilado constituye una de las áreas de negocio de Provalle, empresa perteneciente a los Prohens Sommella, grupo familiar que tiene más de 100 años de experiencia en la elaboración y exportación de uva de mesa, cítricos, paltas, vinos, alcoholes y pisco. En el año 2002, comenzó con una reestructuración completa de la planta de alcoholes, en la que se privilegió la tecnología de última generación, esto con el objetivo de producir un vino base y alcohol de gran calidad.
Agregó Del Fierro que “Pisquera Mal Paso tiene una capacidad de recepción de 15 millones de kilos, de los cuales el 70 por ciento es propio. Una de las principales características, es que está hecho con uvas 100% propias de la mejor selección de viñedos propios”.
La totalidad de las uvas que se utilizan para la elaboración del destilado son propias. Entre estas destacan la Moscatel de Alejandría y la Rosada. “Esta es una de nuestras principales particularidades, la que nos diferencia de otros piscos del mercado”, añadió.

A paso firme
No caben dudas del gran arraigo de esta bebida alcohólica en Chile, de hecho, según cifras de Pisco Chile, su aporte al erario nacional en 2017, fue de aproximadamente 130 millones de dólares. En este competitivo ámbito, Mal Paso se abre camino a pasos agigantados. De hecho, la product manager aseguró que “somos el tercer actor del mercado nacional, con un nivel de participación del 6%”.
Igualmente, complementó que “la idea es seguir creciendo, contamos con la capacidad, el equipo humano y la calidad de nuestros productos lo permiten”.

No solamente para Mal Paso, también producción a terceros
La Viña Santa Rita, quien ingresó con marca propia al mercado de los destilados, es producido en las instalaciones de Mal Paso. Esto, según se indica, es debido a la experiencia en producción pisquera de la empresa.
Asimismo, otro de los nichos de negocio, es la provisión de vino blanco a granel.

2018: una vendimia que se extendió
Estas instalaciones tienen un uso muy corto por temporadas, lo que deja tiempo libre para un activo fijo. Consultada si han explorado fórmulas para utilizar la planta en contra temporada, afirmó que “nuestro período peak es durante la vendimia, desde marzo a mayo, pero ha habido años, como este 2018; que se ha iniciado en febrero y terminado en junio. Sin embargo, durante todo el año se trabaja en el proceso de preparación de los vinos y destilación de alcoholes principalmente para pisco. Por lo mismo, el proceso es continuo durante este período”.

¿Qué esperan para el futuro?
Por último, Del Fierro aseveró que “esperamos seguir creciendo en el mercado nacional, abrir nuevos mercados fuera del país y estamos en constante evaluación de incorporación de nuevos productos”.
En estas proyecciones, también destaca un hotel boutique en la hacienda, una planta fotovoltaica para abastecer sus necesidades energéticas y una inversión de aproximadamente US$ 10 millones, para la extensión de las plantaciones de uvas pisqueras.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *