Carla Carmona y crisis de la Uva Flame: “Hay que recambiarla porque es una variedad que no tiene mercado”

Publicado bajo: Agroindustria |

En entrevista con Semanario Tiempo, la nueva secretaria ejecutiva de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) señaló que no solo se debe evaluar la transición a cítricos, sino a otros productos, tales como los frutos secos.  Asimismo, destacó que durante la gestión que recién comienza, el gremio buscará acercarse también a los grandes exportadores.

IMG_20180704_124923009_HDROvallina, 42 años, titulada como ingeniera agrónoma de la Universidad Mayor y con amplia experiencia en el mundo agrícola. Estas son algunas de las características de la nueva secretaria ejecutiva de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), Carla Carmona Claussen, quien llegó en abril al cargo para suceder a la actual gobernadora de la Provincia del Elqui, Daniela Norambuena.
La ejecutiva concurrió hasta las oficinas de Semanario Tiempo, para conversar acerca de sus primeros meses en la SAN, los lineamientos que abordará durante su gestión, además, de los reparos de la entidad gremial a la modificación del Código de Aguas y de la grave problemática que afecta a la variedad de Uva conocida como “Flame”.

-Lleva poco más de dos meses en su cargo: ¿Tiene alguna evaluación respecto a la labor realizada por su antecesora, Daniela Norambuena?  
“Dejó una vara bastante alta, (hizo) un buen trabajo. Muy conocida. Muy cercana a los productores. Estando ella en el cargo se generaron bastantes proyectos”.

-¿Cuáles serán los principales lineamientos sobre los que se basará su gestión como secretaria ejecutiva de la Sociedad Agrícola del Norte? ¿Cuál va a ser su sello?
“El sello va a ser acercarnos, porque hablo como gremio, mucho más a los productores pequeños y medianos pero también a ese otro que es un poco más grande; a la exportadora. Porque en un gremio deben ser partícipes todos y creo que los grandes (productores) tienen bastante que aportar dentro de su experiencia. Tenemos que armar un grupo fuerte entre los tres grupos: pequeños, medianos y grandes”.

Código de Aguas
En el año 2014, la Presidenta Michelle Bachelet presentó un proyecto de reforma al Código de Aguas, vigente desde 1981. Iniciativa con la que integrantes de diversos sectores productivos nacionales han demostrado su descontento, tildándola inclusive de “expropiatoria” e “inconstitucional”.
Cambios que estuvieron “paralizados” debido al reciente período eleccionario presidencial, no obstante, se anunció que el nuevo Gobierno ingresaría durante este mes nuevas indicaciones a la ya, a estas alturas, controvertida reforma.

-Para este mes están planificadas las indicaciones que le hará el nuevo Gobierno al Código de Aguas ¿Cuál es la postura de la SAN al respecto?
“Lo que nosotros buscamos como gremio es que se haga un buen Código de Aguas, que todos se vean beneficiados, porque el agua debe ser para todos. Allí hay una ambigüedad respecto al derecho de aguas y eso es lo que nosotros pedimos que sea claro.
Hay algunos detalles con los que el gremio no está de acuerdo, que tienen que ver principalmente con la ambigüedad de la propiedad del agua”.

“Uva Flame”
No caben dudas de que esta variedad de Uva de Mesa vive un presente complejo. Si durante el año pasado ya tuvo el precio de retorno más bajo durante la última década, con saldos en contra con 1 y 2 dólares menos por caja exportada, lo que significa en promedio 1.300 pesos; durante los primeros meses del 2018 la situación no mejora. Escenario ante el cual los agricultores comienzan a evaluar su transición hacia otros productos como la “tabla de salvación”.

-Recientemente estuvo trabajando muy cerca con el gremio de la Uva ¿Cómo se explica la problemática que los afecta, sobre todo, respecto a la crisis de la Uva “Flame”?
“Este es un tema del que se empezó a hablar hace varios años atrás ¿Qué es lo que sucede? Que esta región tiene muchos pequeños y medianos productores que a lo mejor no se vieron informados sobre este recambio y aparte de información, también es un tema cultural; ya que vienen desde hace muchos años plantando las mismas variedades, sobretodo, la “Flame”. Variedad que para esta zona siempre fue muy exitosa, porque tenía una ventana temprana al mercado…ventana que ahora no existe porque tenemos competidores como Perú y también porque han aparecido frutas tardías, que también las tiene Estados Unidos, que son uvas de mesas que van quedando guardadas en stock. Entonces, esa fruta también eliminó la ventana que nosotros teníamos (…) todos esos factores hacen que la “Flame” ya no sea la estrella que alguna vez fue (…) ahora, hay que recambiarla porque es una variedad que no tiene mercado”.

– ¿Ve factible una transición desde la producción de uvas hasta la de cítricos, tal como se ha venido hablando en el último tiempo?
“Yo creo que si…pero lo que también se busca es que idealmente no nos cambiemos, decir: ‘Okey, ya no es Uva de Mesa y vámonos todos a cítricos’. Yo creo que es súper importante diversificar los productos, en esta zona tu puedes plantar cítricos, puedes plantar nueces, que ahora no están en muy buen momento pero tú sabes cómo son los mercados, suben y bajan; pero hay mercado para los frutos secos, para las almendras, las nueces y las pasas”

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *