Alcalde Rentería espera que nuevo peralte del Embalse Recoleta “cumpla con los estándares de calidad”

Publicado bajo: Infraestructura y Construcción |

Esto tras darse a conocer una investigación de la Dirección General de Aguas (DGA), en donde se indica que el muro anexo a la represa que se desplomó después de frente de mal tiempo, se construyó sin los permisos necesarios y además, de que no habría soportado el caudal para el que estaba diseñado. Proyecto de reparación de la estructura se encuentra en tramitación ante la DGA, entidad que dentro de dos meses dará una respuesta a la iniciativa. 

infraEn mayo del 2017, un fuerte temporal afectó a la Región de Coquimbo y dejó como una de sus imágenes más impactantes, el derrumbamiento de un peralte en el Embalse Recoleta y la posterior inundación de sectores aledaños. Esta situación ocasionó que la Dirección General de Aguas (DGA) iniciara una investigación al respecto. Indagación que ya terminó y que entre otras conclusiones, arroja que el muro anexo fue construido por la Asociación de Canalistas del Embalse Recoleta (ACER), “sin contar con los permisos establecidos”, además, de no haber resistido el caudal proyectado y ordenarlos a presentar un plan de reparación del mismo en un plazo de 90 días.

Las conclusiones de esta investigación fueron ampliamente comentadas en la zona, no obstante, aún no se había conocido la visión del alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, quien visitó la represa tras la caída del peralte y conversó con ACER acerca de lo sucedido.
“Es parte de mi labor como alcalde relacionarme con las organizaciones funcionales y territoriales de la comuna, por ello tras el incidente nos reunimos y conversamos sobre lo sucedido. Analizamos el contexto dentro del cual se dio esta situación, en la que en pocas horas se llenó un embalse que estaba al 60% de su capacidad, primero con el agua que ingresó por las distintas quebradas, y luego con una ola de barro, troncos y otros elementos que jamás se pensó llegarían a golpear este muro”, indicó a Semanario Tiempo, el jefe comunal.
En la indagación efectuada entre mayo y octubre del año pasado por la entidad encargada de la gestión y administración del recurso hídrico (que salió a la luz recién hace un par de semanas, cuando el documento con las conclusiones de este llegó de forma anónima hasta nuestras oficinas), formalizada como resolución exenta 2653 expediente FO 0402-24, se señala que el muro desplomado “fue construido por la Asociación sin contar con los permisos establecidos en los artículos 294 y siguientes del Código de Aguas”.
Ante lo que la Asociación de Canalistas del Embalse Recoleta manifiesta que la obra fue informada a la DGA “mediante Ordinario” ingresado en 2006 ante su oficina provincial.
Además, añade que el jefe provincial, Iván Jacob Dubó, les realizó la devolución del escrito aseverando “que las obras consideradas a ejecutar en el Embalse Recoleta, no están consideradas en la aprobación de este tipo de proyectos por parte de la Dirección General de Aguas, toda vez que este contempla la modificación de una obra de acumulación existente”.

Sin embargo, la DGA asegura que ACER “aduce que actuó de buena fe en la construcción realizada sin los permisos requeridos, toda vez que mediante Ord. N° 109 de 24 de abril de 2007, DGA Región de Coquimbo, Provincia de Limarí, se les indica que las obras a ejecutar en el Embalse Recoleta, no están consideradas en la aprobación de este tipo de proyectos por parte de la Dirección General de Aguas (…) sin perjuicio de lo argumentado por ACER, lo señalado anteriormente en Ord. N° 109-2007, es del todo improcedente, por cuanto al tenor del artículo 295 inciso 1° del Código de Aguas señala que ‘la Dirección General de Aguas otorgará la autorización una vez aprobado el proyecto definitivo y siempre que haya comprobado que la obra no afectará la seguridad de terceros ni producirá la contaminación de las aguas’. Conforme a lo anterior, las condiciones técnicas que deben cumplir las obras afectas al permiso indicado en el artículo 294 del mismo cuerpo normativo, abarcan tanto la fase de proyecto, construcción y operación de las obras”.

Al respecto, Rentería afirmó que “el informe técnico de la DGA responsabiliza a ACER de ejecutar obras ‘sin autorización’, entonces aquí más que emitir opiniones sobre informes, creo que lo importante es que las obras que se realicen a futuro cumplan con lo establecido, aun cuando los canalistas argumenten que no hubo modificación a las obras hidráulicas existentes”
“No es responsable ejecutar obras sin la autorización de los organismos respectivos y el informe de la DGA señala que en este caso la obra se hizo sin contar con permisos”, agregó.

Reparación
del peralte

Actualmente el proyecto de reparación total del muro anexo ordenado por la DGA a la Asociación de Canalistas del Embalse Recoleta (ACER), se encuentra en tramitación y se espera que la entidad encargada de la gestión y administración del recurso hídrico de una respuesta a este en dos meses más.

Por último, consultado acerca de esta situación, Rentería indicó que espera que “en primer lugar que ese plan de reparación cumpla con los estándares de calidad y permisos de construcción. Y también que las comunidades que habitan aguas abajo nunca se vean afectadas a raíz de problemas estructurales que pudiese tener el embalse. Y desde otro punto de vista, que las obras resguarden la capacidad de almacenaje de agua para garantizar el riego de sus asociados, tal como ha venido ocurriendo desde su construcción”.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *