Finalmente Minera Dayton pidió su propia liquidación debido a que “carece de las posibilidades económicas” para pagar a sus acreedores

Publicado bajo: Minería y Energía |

Solicitud fue ingresada a finales de marzo al Juzgado de Letras y Garantía de Andacollo, debido a la imposibilidad de la empresa de poder pagar sus deudas, las que al inicio sumaban casi 40 millones de dólares. “Con la experiencia que nosotros tenemos en procesos de liquidación, es que estos son bastante complejos debido a las ventas de activos mineros, entonces la posibilidad de recuperar un monto es bastante baja”, afirmó Roberto Egaña, abogado representante de varios de los afectados. 

daytonEn abril del 2016, la Compañía Minera Dayton presentó en el marco de la Ley 20.720 de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas, una solicitud de reorganización debido a las numerosas deudas que mantenía con sus acreedores. Sin embargo, la faena no pudo subsanar las deudas durante el desarrollo del proceso, por lo que a fines de marzo, pidió su liquidación voluntaria.
Al momento de su acogimiento a reorganización, debía a diferentes entidades y personas naturales, casi 40 millones de dólares (unos 24 mil millones de pesos).
En el recurso ingresado con fecha 28 de marzo, ante el Juzgado de Letras y Garantía de Andacollo por el abogado representante de la compañía, Gabriel Urra, se señala que “Dayton carece de las posibilidades económicas en este momento para solucionar las obligaciones cuyo pago se demanda judicialmente y la empresa tampoco tiene defensa alguna ante las demandas interpuestas por sus acreedores”.
“Por otra parte, atendida la caída en los niveles de producción e ingresos, la Compañía no puede dar cumplimiento al Acuerdo de Reorganización Judicial aprobado por la Junta de Acreedores en la causa Rol Nº C-42-2016. Por lo tanto, es necesario adoptar medidas urgentes de resguardo para la Compañía y la masa de acreedores, con el fin de mantener la continuidad de las operaciones de la empresa, lo cual sólo será posible hacer en un proceso de liquidación”, agrega el escrito.
Asimismo, se acompaña el documento con la información de los bienes de la deudora, del lugar en que se encuentran y de los gravámenes que los afecten; la relación de todos aquellos bienes legalmente excluidos de la liquidación; los juicios pendientes de Compañía Minera Dayton; relación del estado de las deudas de la minera, con nombre, domicilio y datos de contacto de a quienes adeudan, así como la naturaleza de sus créditos, nómina de los trabajadores, con indicación de las prestaciones laborales y previsionales adeudadas y fueros en su caso; por último, un balance de la minera correspondiente al año 2017.

Acreedores
El jurista Roberto Egaña quien representa, en conjunto con su socio del estudio RS Abogados, a varios acreedores de Dayton por montos que suman unos 1.000 millones de pesos, afirmó respecto a esta nueva situación que “para quienes nosotros representamos es un punto bastante complejo, porque los valores son bastante relevantes y además, sumado al hecho de que han tenido que esperar bastante tiempo, sin embargo, no se les ha pagado ni un peso de lo que lo que se había comprometido”.
“Con la experiencia que nosotros tenemos en procesos de liquidación, es que son bastante complejas las ventas de activos mineros, entonces la posibilidad de recuperar un monto en ese proceso es bastante baja”, finalizó Egaña.

Proceso de reorganización
La baja en el precio del oro en los mercados internacionales. Esa fue una de las razones que la faena esgrimió en el momento para explicar la delicada situación que los afectaba debido a esto presentaron y en el contexto de la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas (20.720), una solicitud de reorganización, con la finalidad lograr un acuerdo con sus deudores y establecer formas de pago que le permitieran seguir funcionando.
Entre las principales deudas que Dayton mantenía en ese momento, estaba la correspondiente a la Tesorería General de la República, que superaba los 3.600 millones de pesos y que representaba un 15% del total de las deudas. Asimismo, existía un crédito moroso con el Banco Security de $3.100 millones, con LG internacional por $2.020 millones, $1.855 millones con Komatsu Cummins y otros $1.156 millones que tenían como titulares a Ingeniería y Maquinarias Real.
De hecho, para el lunes dos de abril estaba fijada una nueva junta de acreedores, sin embargo, está debió ser suspendida de acuerdo a las novedades surgidas.
La reorganización, a cargo del veedor interventor, Patricio Jamarne, continuó con el funcionamiento de la empresa solo dedicada a la extracción de mineral de los ripios a través del proceso de lixiviación, hasta que esta decidió acogerse a liquidación.
En este último período se estima que unas 90 personas permanecían trabajando en la faena, quienes ahora deberán recibir su finiquito dentro del proceso de liquidación.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *