A pesar de una baja de un 39%, las uvas siguen siendo el producto más exportado en la Región de Coquimbo

Publicado bajo: Agroindustria |

“Hoy en día la región tiene más de un 94% aproximadamente de variedades convencionales, lo que con una mirada a futuro, es una estructura productiva antigua y yo diría que casi obsoleta”, sentenció José Corral, vicepresidente de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN). En tanto, la Región de Coquimbo creció más de un 7% en los envíos de bienes a mercados extranjeros. Molibdeno, paltas y mandarinas frescas; fueron quienes más incidieron en el aumento. 

Según el Informe Anual de Exportaciones elaborado por Pro Chile y dado a conocer esta semana, la Región de Coquimbo registró un crecimiento de un 7% en las exportaciones de bienes, totalizando ingresos por más de 810 millones de dólares en 2017. Los productos que tuvieron un mayor aumento fueron el molibdeno, las paltas y las mandarinas frescas, mientras que los que más bajaron fueron las manzanas frescas, las uvas frescas (a pesar de que sigue siendo el más enviado a mercados internacionales) y las nueces.
En tanto, a nivel nacional, el envío de bienes tuvo un alza similar a la de la zona (de un 8%), alcanzando entradas por más de 32 mil millones de dólares.
“Los productos que más aportan e inciden en nuestra canasta, son las uvas, a pesar de que hubo una baja significativa durante el año 2017, sobretodo del precio internacional que se alcanzó en Estados Unidos, las paltas y después ya vienen productos más vinculados al área minera, como son el molibdeno y el hierro”, afirmó Paola Vásquez, directora regional de Pro Chile en la región.
Además, Vásquez destacó “los limones y las mandarinas y después aparecen productos del mar, tales como las algas”, entre los bienes que lideran el ranking de las exportaciones.
Los productos que sufrieron una mayor alza en sus exportaciones en 2017, son el molibdeno con un 1488% (pasó de 5 a 89 millones de dólares), las paltas con un 107% (de 63 a más de US$131 millones) y las mandarinas con un 72% (de 17 a 29 millones de la divisa norteamericana).
En contraste, los bienes que sufrieron una disminución en sus envíos, fueron las manzanas frescas con un 86% (de 18 a solo 2 millones de dólares), las uvas con un 39% (de 219 a US$131 millones) y las nueces con un 38% (de 26 a 16 de la divisa norteamericana).
Respecto a los países que reciben en mayor número las exportaciones regionales, la encargada de Pro Chile en la Región de Coquimbo, señaló que esos son “Estados Unidos, que es un gran socio comercial para Chile y después nos quedamos en el Asia con China y Corea del Sur. En el caso de Europa, Holanda y Reino Unido son mercados que tienen una fuerte injerencia en su canasta exportadora”.

Factores
A pesar de haber sufrido una baja de más de 86 millones de dólares en sus exportaciones (38%), las uvas frescas siguen siendo el producto más enviado por la zona al extranjero.
La fruta obtenida de la vid cayó de US$219 a 133 millones, le sigue, tras su aumento exponencial, las paltas con US$ 131 millones, el Molibdeno con US$86 millones, el Hierro con US$ 85 millones y los limones frescos con 39 millones de la divisa norteamericana.
Para José Corral, vicepresidente de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), esta disminución se debe a distintos factores. El primero es que los volúmenes de exportación bajaron a causa de la sequía que afectó a la Región de Coquimbo, fenómeno que se vendría repitiendo durante las últimas tres a cuatro temporadas.
También destacó que los valores asociados a la venta de uvas frescas han ido bajando progresivamente.
Asimismo, indicó que “hoy en día la región tiene más de un 94% aproximadamente de variedades convencionales, lo que con una mirada a futuro, es una estructura productiva antigua y yo diría que casi obsoleta”.
“Toda la industria mundial está hacia el recambio de variedades que son mucho más productivas, con una evolución genética que pretende mayor productividad, mejor calidad, mejor consistencia, etc; por lo tanto hoy día los mercados es lo que lo que están esperando”, agregó.
De hecho, el integrante de los agrícolas regionales, indicó que los valores de estas variedades presentan de tres a cinco dólares de diferencia con los tipos más “tradicionales”. O sea, las que en su mayoría exporta la zona y Chile.

Nueces:
¿Subió o bajó su exportación?
El Informe Anual de Exportaciones elaborado por Pro Chile, dio a conocer que las nueces exportadas por productores de la Región de Coquimbo, tuvieron una baja de un 38%, pasando de 26 a 16 millones de dólares en ganancias.
Cifras que contrastan con los pronósticos dados manejados por quienes exportan este fruto del Nogal, los cuales aseguran que el producto ha tenido una racha al alza. Uno de estos es el gerente general de “Nueces del Choapa” y actual consejero regional por la Provincia del Choapa, Leonardo Pasten.
“En el tema de las nueces, los principales productos que exporta Chile son las con cascara y sin cascara. Ha existido en el último año un aumento sustantivo tanto en la producción nacional de nueces, como también en las exportaciones”, indicó.
Según estadísticas dadas a conocer por Pasten, a diciembre del año 2017, nuestro país expidió más de 56 millones de kilos de nueces con cascaras, comparados con los 35 millones del año anterior. Misma situación que se repite en las nueces sin cascara en igual período del año anterior, en donde Chile envío 25 millones de kilos al extranjero, a diferencia de los 18 millones de 2016.
“A nivel regional, yo te puedo hablar del caso particular de ‘Nueces del Choapa’; nosotros incrementamos nuestras exportaciones en un 15 a 20%, respecto al año 2016”, complementó.
Por último el también Core manifestó que la respuesta a esta disminución en las exportaciones dadas a conocer por Pro Chile, podría ser porque la institución habría tomado como fuente de su estudio los envíos desde Coquimbo y no de Valparaíso o San Antonio; puertos los cuales los “nueceros” usan para hacer llegar su producción a mercados extranjeros.
Ante esto, la directora regional de Pro Chile, Paola Vásquez, afirmó que “para explicar la baja de las nueces hay varios elementos: la sequía genera disminución de la oferta, pero para el año productivo, se vio agravado porque hubo una lluvia en un minuto bien poco oportuno, por lo tanto hubo una baja en el volumen de oferta disponible para los distintos mercados. Eso generó que disminuyeran los mercados a los que se pudo enviar (…) además, hay un factor condicionante, una ‘auto competencia’, si se puede decir así, la cual es que se exportan las nueces a granel al gran comprador mundial que es Turquía, ellos las procesan, las parten en general y las re distribuyen dentro de Europa, siempre como nueces chilenas (…) no obstante, son comercializadas en destinos finales por un tercero; por lo tanto no figuran como envíos nuestros que pudieran tener en lo directo un mayor valor agregado”.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *