Nueva licitación para construir el Mercado del Mar se efectuaría dentro del primer semestre

Publicado bajo: Infraestructura y Construcción |

Municipalidad de Coquimbo informó que ya se pagaron las obligaciones que la defenestrada empresa adjudicataria, Índico Ltda., mantenía pendientes con los trabajadores de la obra, y que se encuentra preparando los procesos para dar continuidad a la emblemática construcción.
No más de cuatro meses pretende demorar la Municipalidad de Coquimbo para concretar la licitación destinada a terminar la construcción del Mercado del Mar, el coloso de hormigón armado cuyo esqueleto se yergue, inconcluso, sobre el borde costero. De ser así, las faenas podrían retomarse a mediados de año.
Las obras estaban proyectadas para terminarse en marzo próximo, regalando a la ciudad un edificio de 5.500 metros cuadrados, en tres pisos, destinado a albergar a los comerciantes de pescados y mariscos, más cocinerías y restaurantes, que se ubican en la actual caleta de Coquimbo. El proyecto involucra una inversión cercana a los $6.000 millones, provenientes de fondos regionales.
Pero la construcción se encuentra detenida desde octubre pasado, luego que la empresa adjudicataria original, Índico Ltda., dejara de pagar los sueldos de sus trabajadores y terminara siendo cancelada en forma anticipada, por incumplimiento de sus compromisos contractuales.
“La empresa quedó en cesación de pagos, está virtualmente en situación de insolvencia. No es culpa de nosotros ni del Gobierno Regional, es un tema netamente de la empresa, que ocurre a veces”, dijo el alcalde subrogante, Patricio Reyes, quien informó que se procedió al cobro de la respectiva boleta de garantía, cuyos recursos serían usados en sanear las obligaciones impagas.

 PASOS A SEGUIR
El secretario de Planificación Comunal, Claudio Telias, detalló que “luego de pagar los sueldos de los trabajadores, el 22 de diciembre, hasta el último día que laboraron, hoy nos encontramos en un proceso de tramitación de sus finiquitos y del pago de las cotizaciones previsionales que se encontraban pendientes. Paralelamente, el equipo técnico de la Dirección de Obras Municipales se encuentra liquidando el proyecto, sabiendo cuáles son los estados de avance efectivos y los flujos financieros que logró tener, para poder realizar un nuevo llamado a licitación pública que permita reactivar y reiniciar esta obra tan anhelada en el borde costero”.
El funcionario informó que para la nueva etapa de licitación los plazos no debieran ser superiores a cuatro meses. Además, subrayó que se requiere realizar un proceso correcto, que asegure el total cumplimiento del contrato.
“Hay que entender que, por los montos involucrados, estaremos por lo menos un mes en el portal público (www.mercadopublico.cl, el sitio internet para adquisiciones del Estado). Vamos a tener una comisión para la evaluación de este proceso, que debe tomarse un tiempo prudente para una fase de estudio, que permita considerar y establecer todos los factores y criterios de evaluación que están considerados en esta etapa, la que no debería ser menor a 15 días hábiles y, posteriormente, tener un proceso contractual con certeza a la oferta, adjudicación y trámites contractuales que vienen con garantías de por medio, y la firma de los contratos que generan las obligaciones entre ambas partes”, explicó.
En el intertanto, el Concejo Municipal aprobó $16 millones para contratar vigilancia privada para el recinto por seis meses, y así evitar posibles robos de material o destrucción de los avances realizados.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *