Comisión Mixta zanjará discrepancias surgidas en torno al proyecto que normará el uso de aguas grises

Publicado bajo: Destacadas,Economía y Desarrollo |

La Sala acogió la propuesta que realizó la Comisión de Recursos Hídricos tras despachar en particular el texto legal.

Una Comisión Mixta será la encargada de resolver las discrepancias surgidas entre ambas Cámaras en el marco de la tramitación del proyecto que establece una regulación de las plantas de tratamiento de aguas grises.
Así lo acordó la Sala tras acoger la recomendación que en tal sentido realizó la Comisión Especial de Recursos Hídricos.
Las materias que se someterán a discusión tienen que ver especialmente con la regulación de las plantas de tratamiento de aguas grises, así como los requerimientos y costos de su instalación, tal como lo informó la senadora Adriana Muñoz, presidenta de la instancia a la Sala.
Respecto a los puntos que deben analizar en comisión mixta, hace algunos días el senador Víctor Pérez Varela precisó que “el proyecto pasará a una Comisión Mixta principalmente porque varias de las modificaciones que hizo la Cámara de Diputados establece una suerte de obligatoriedad y el espíritu del proyecto es una voluntariedad, donde la gente tome conciencia de la responsabilidad en la reutilización del agua”.
Precisó que en materia hídrica se requiere mayor infraestructura, inversión y tecnología y “ahora existe una tecnología para tratar las aguas grises que es de fácil acceso y todos debiéramos estar preocupados por ejemplo, de no regar con agua potable y bajar de paso las cuentas como una externalidad positiva”.
También el senador Jorge Pizarro, integrante de la instancia, quien explicó que “en términos sencillos el proyecto busca fomentar tratamiento de aguas grises incluso en casas y condominios particulares donde se pueda instalar un sistema para la reutilización de aguas grises para riego e incluso uso sanitario dentro de propia vivienda”.
“Esto es parecido al proyecto de incentivo para instalar energía solar en las viviendas”, dijo el parlamentario y añadió que “lo que hicimos -por petición del Ejecutivo- es rechazar unos artículos que se requieren para mejorar su redacción en una instancia mixta”.
Al respecto, precisó que “lo que buscamos es que, en materia de costos, no se vean perjudicadas aquellas instituciones como colegios y otros recintos que hoy no cuentan con sistemas de tratamiento”.
En esa línea, afirmó que se trata de contar con un buen uso del recurso hídrico que cumpla con las normas sanitarias y ambientales y cuya aplicación sea gradual precisando sus alcances tanto en áreas urbanas como rurales.
Cabe recordar que el texto legal tuvo su origen en una moción de los senadores Adriana Muñoz, Isabel Allende, Alejandro Guillier, Antonio Horvath y Baldo Prokurica, y tiene por objeto regular la recolección y disposición de las aguas servidas domésticas, en las áreas urbanas y rurales, con el propósito de ahorrar y reutilizar el vital elemento.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *