Casino de Juegos: Enjoy firmó contrato como concesionario provisorio

Publicado bajo: Comercio,Economía y Desarrollo |

Incluso hasta por cuatro años más se podría mantener la actual concesión del Casino de Juegos de Coquimbo a la empresa Enjoy, antes que empiece a operar la nueva licencia otorgada por la Superintendencia de Casinos de Juegos (SCJ) y se ponga fin al estatus legal de los siete establecimientos conocidos como “casinos municipales”.
A partir del 1 de enero de 2018 las tradicionales salas de Arica, Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales pasarían al mismo régimen legal que los nuevos casinos creados al amparo de Ley 19.995 desde el año 2005. Producto de ello, serían adjudicados ya no por los respectivos municipios, sino por la SCJ, y en condiciones contractuales muy diferentes. Sin embargo, recursos judiciales entablados por operadores de la industria –entre ellos, la propia Enjoy– retrasaron el proceso. Tras la apertura de ofertas, efectuada en octubre, hoy compiten por quedarse con el casino coquimbano su actual operador y Sun Dreams.
El alcalde subrogante, Patricio Reyes, explicó que el municipio desistió de negociar con Enjoy posibles modificaciones al contrato aún vigente, pese a que hasta el 31 de diciembre hubo plazo para intentarlo. Por el contrario, se optó por dar continuidad a la concesión sin mayor conflicto, pues a la municipalidad le conviene más que la adjudicación por la SCJ se resuelva a la brevedad.
“Creemos que lo más conveniente era mantener las condiciones, que no son malas, toda vez que mientras más rápido asuma el nuevo operador, mejor. Pase lo que pase, el nuevo contrato va a ser mejor en cuanto a ingresos que el actual. Se estableció en las bases un mínimo de recursos anuales; se sumó un porcentaje que puede ser del orden de $1.200 a $2.000 millones anuales favorables al municipio en relación al actual contrato. Hoy día nos ingresan alrededor de $5.000 millones al año; con el nuevo contrato podrían ser de $6.200 hasta $7.000 millones, según los cálculos que hemos hecho”, señaló.
Según Reyes, esta extensión provisional se mantendrá vigente “por todo el tiempo que sea necesario, mientras entra el nuevo operador. Y cuándo llegará el nuevo, depende. La adjudicación debiera estar lista a fines de febrero o comienzos de marzo. Si adjudican a Enjoy, entrará con el nuevo contrato unos seis meses después, porque tienen que hacer adecuaciones menores de infraestructura. No obstante, si se lo adjudica Sun Dreams, ellos tendrían que comprar un terreno, construir un casino y hotel; podría demorar entre dos y cuatro años”.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *