2017 deja las primeras trazas de normas ambientales que podrían comprometer futuras inversiones

Publicado bajo: Economía y Desarrollo,Medio Ambiente |

La segunda mitad de este año, el Intendente, Claudio Ibáñez, inició un proceso para inscribir islas e islotes al norte de la IV Región y, hace una semana, la seremi del Medio Ambiente explicó, en un comunicado, algunos alcances de una nueva Área Marina Costera de Múltiples Usos.

En tanto, habrá que esperar el Plano Regulador de Coquimbo para prever cómo serán las características del borde costero de Tongoy, área con iniciativas inmobiliarias, pero donde abundan humedales que fueron declarados como Santuario de la Naturaleza por el Gobierno.

El jueves 14 de diciembre, en el transcurso de la tarde, la seremi del Medio Ambiente de Coquimbo, esbozó los primeros lineamientos para la concreción de un Área Marina Costera de Múltiples Usos (AMCP-MU).
La información fue entregada en un comunicado y considera un resguardo en la zona de La Higuera, la que ha sido clasificada como un ecosistema de alto valor ambiental y uno de los más importantes de la macro zona del Chile-Central.
La jugada fue el corolario del proceso de inscripción que inició el Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, en septiembre al llamar a inscribir, en el conservador de bienes raíces, una serie de islas e islotes en esa comuna del norte de la IV Región.
Por lo pronto, la seremi sostiene el proceso se enmarca en la socialización de la AMCP-MU”, con distintas comunidades de las localidades costeras de ese territorio, puesto que la normativa crearía una categoría de conservación que reordena las actividades, como la pesca y turismo.
La propuesta abarcará los sectores de Punta Zorro (límite norte) y Punta Poroto (límite sur) e involucra 144.400 hectáreas protegidas en el área marina y 3.195 hectáreas en la zona costera terrestre.
Según el Seremi Eduardo Fuentealba, lo que busca la AMCP-MU, es acuerdos, entre los actores claves, con el objetivo de conservar la valiosa biodiversidad del sector y proteger las especies en peligro.
El problema es que el sector costero de La Higuera está catalogado por el Plano Regulador Intercomunal (PRI) Elqui con un área de “vocación” portuaria, y ya aloja grandes inversiones, como el puerto Cruz Grande de CAP Minería y el terminal marítimo del rechazado proyecto Dominga.
El Intendente de la Región de Coquimbo, Claudio Ibáñez, plantea que “un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos permite el desarrollo de distintas actividades productivas locales como la pesca, el turismo y otras actividades recreativas, educativas o de investigación, siempre y cuando no pongan en riesgo a los ecosistemas”.

TONGOY
Y habrá que esperar ver cómo el Plano Regulador Comunal de Coquimbo conjuga las características del borde costero de la localidad de Tongoy, pues a principios de diciembre, el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó la creación de un Santuario de la Naturaleza en los humedales de la zona.
El área protegida comprende 105 hectáreas distribuidas en tres sectores: Salinas Chica, Salinas Grande y Pachingo. Ese territorio representa el hábitat de 131 especies de aves, que representan cerca de un 25% de las especies residentes o visitantes del país, y de elevada importancia para aves acuáticas y migratorias. Incluso, el nuevo espacio protegido se encuentra inserto en uno de los 34 “hotspots” reconocidos mundialmente para la conservación de la biodiversidad, ya que contiene cerca de 1.500 especies endémicas.
Sin embargo, en el sector alto de Pachingo existen una serie de loteos ya ocupados para parcelas de 5 mil m2 aptas para la autoconstrucción.
Junto a ello, se evalúan proyectos inmobiliarios, tales como Lomas del Tangue, que se ubica entre los humedales El Litre y Pachingo, a unos 400 metros de la playa Grande de Tongoy, con valores en verde de 800 UF.
Tanguemar, en tanto, es un proyecto que se emplazaría junto al humedal de Salinas China, a unos 600 metros del borde mar.
Y es que ambas iniciativas se enlazarían a otras inversiones, tales como Mesetas del Tangue y Bahía del Tangue, las que podrían conformar una réplica de la avenida del Mar.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *