Operación Verano de Minera Los Pelambres refuerza la prevención de incendios forestales

Publicado bajo: Minería y Energía |

Tomando en cuenta la forestación característica del Choapa, la empresa aplica medidas para evitar siniestros en este período de altas temperaturas.

Salamanca, 22 de noviembre de 2017.- Tras haber finalizado la Operación Invierno, Minera Los Pelambres se prepara para la Operación Verano, que refuerza la prevención de incendios forestales en dependencias de la faena e instalaciones industriales fuera de ella. Lo anterior, considerando la gran forestación existente en la provincia y el aumento de las temperaturas en este período, factores que potencian focos de fuego.
Las acciones de este plan contemplan labores de limpieza, desmalezamiento, el aumento de inspecciones a campamentos con foco en instalaciones eléctricas y cargas de fuego, y el aseguramiento de los controles críticos en los trabajos en caliente, especialmente en lugares propicios para generar algún incendio.
«La seguridad de las personas es lo más importante. Por eso, trabajamos permanentemente en fomentar una cultura de seguridad que se viva de manera constante, y que va más allá de implementar un conjunto de sistemas, normas y barreras duras. Es una labor que siempre debe estar presente y en este caso, Operación Verano lleva cinco años de su puesta en marcha, lo que ha permitido prevenir y actuar en casos de emergencia sin tener daños a personas, ambiente, comunidad ni material que lamentar», destacó Sebastián Trejos, gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de Minera Los Pelambres.
Para fortalecer el trabajo de prevención en esta temporada, nuevamente las brigadas de emergencia de la compañía se preparan con su plan de acción en caso de algún incidente de esta índole. A ellos, además, se suma una brigada ambiental que refuerza las inspecciones y labores preventivas en los sectores con forestación.
La Operación Verano comienza oficialmente el 1 de diciembre, sin embargo, ya se iniciaron las labores de limpieza general y desmalezamiento, antes que la vegetación se seque y se convierta en potenciales cargas de fuego. Además, se dispone de camiones aljibes en algunos sectores y corta fuego de 25 metros de ancho en instalaciones con alto riesgo potencial.
Con estas medidas, se espera cumplir con el objetivo de prevenir cualquier incidente de esta índole, especialmente cuando hay factores exógenos determinantes como es el caso de los incendios forestales registrados en Chile, en enero y febrero de este año entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos, calificados como inéditos por su gran impacto. Ellos fueron asociados a la alta velocidad del viento, temperaturas, baja humedad y dificultosa geografía de los sectores afectados, y se podrían repetir este verano de acuerdo a lo informado por CONAF.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *