Eje Cisternas y nuevo plan regulador de Coquimbo incorpora sectores de alta densificación y más de 600 hectáreas para desarrollo inmobiliario

Publicado bajo: Infraestructura y Construcción |

Planificación urbana con edificios en altura sumarán también áreas verdes y espacios para prácticas deportivas. En un año más podría aprobarse plan maestro que regirá para los próximos 25 años en la comuna puerto.

En la zona poiente del Barrio Industrial, el nuevo eje Cisternas permitirá consolidar un sector residencial de cerca de 300 nuevas hectáreas, con densidades que llegan a 900 personas por hectárea y alturas de hasta 35 metros en algunas zonas.

En la zona poiente del Barrio Industrial, el nuevo eje Cisternas permitirá consolidar un sector residencial de cerca de 300 nuevas hectáreas, con densidades que llegan a 900 personas por hectárea y alturas de hasta 35 metros en algunas zonas.

La escasez de paños para la construcción de viviendas y departamentos es una problemática en la comuna de Coquimbo por la limitación de su plano regulador. Dificultad aún mayor, considerando que las proyecciones dan más de 500 mil personas habitando entre el puerto y la vecina ciudad de La Serena, al año 2020.
Su última actualización fue en 1984. Sin embargo, el instrumento que rige la planificación territorial de Coquimbo está avanzando, primero con su aprobación en el Consejo Regional y su próxima revisión en la Contraloría General de la República.
Por ello, las autoridades se están adelantando una vez esté vigente la nueva normativa. Y la construcción de la segunda etapa del Eje Cisternas, se posiciona como una verdadera frontera de las áreas urbanas.
Según el seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda, la nueva arteria apoyará la nueva zonificación de Coquimbo, debido a que se transformará en el límite de los nuevos espacios, ya sea para equipamiento industrial, como residencial y deportivo.
Siguiendo de norte a sur, desde la actual construcción del paso nivel en Peñuelas a la Ruta La Cantera, la vía delimitará por el oriente al Barrio Industrial, mientras por el poniente anexará una basta porción de paños agrícolas. Se trata de unas 300 hectáreas estimadas para la construcción de zonas residenciales.
“La compra del inversionista está supeditada a la decisión de inversión porque la planificación está pensada al 2042”, agrega la autoridad.

SECCIONALES
Desde el Eje Cisternas (II Etapa), entre el paso nivel y la doblevía La Cantera, y siempre mirando el mar, la primera línea de tierra tendrá una faja de 20 hectáreas, categorizada como “ZAV”, en la que se piensa origir un parque urbano.
Posteriormente habrá una zona donominada como “ZU3”, área de alta densidad, de 40 hectáreas y con edificaciones de 35 metros de altura y una capacidad de 900 habitantes por cada hectárea.
Y continuará al poniente con “ZU9” que dará continuidad al sector de Alto Peñuelas. Y pese a que ésta sección será de más baja densidad, considera 300 habitantes por hectáreas.
En tanto, el cerro Pan de Azúcar, entre las avenidas La Cantera y Ruta 43 será catalogado como área de riesgo, por la eventual remoción en masa ante probables lluvias. Sin embargo, Miranda cuenta ello no resta a que se puedan realizar actividades deportivas y esparcimiento para la población, al igual como Cerro Grande.
Al sur del nudo La Cantera hasta avenida Los Clarines, se considera una zona mixta residencial, “ZU12”, con inmuebles de 21 metros de altura y densidad de 240 habitantes por hectárea. Y es que esta parte considera las otras 300 hectáreas adicionales en esa parte de Coquimbo.
“Son 25 años de potenciales inversiones y si bien el plano regulador debiera estar en un año más, el que compra hoy ya puede pensar sus proyectos”, continua.
Miranda sentencia que el nuevo plano regulador parte con un estudio de factibilidad de agua potable y alcantarillado, aprobados por la Superintendencia de Servicios Sanitarios y por la sanitaria Aguas del Valle.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *