Sun Dreams ingresa a la conquista del casino de juegos en Coquimbo

Publicado bajo: Comercio,Economía y Desarrollo |

Presentó, junto al actual operador Enjoy, una oferta económica para obtener la licencia de la principal sala en la IV Región, que se debe iniciar el 1 de enero de 2018 y por 15 años.

Al momento en que altos ejecutivos de Enjoy ingresaban en la sala fijada para la audiencia de la entrega de las ofertas económicas para la explotación de los casinos de Iquique y Coquimbo, lo propio hacían representantes de Sun Dreams.
La compañía que opera desde el año 2008, en la construcción y explotación de salas de juegos, hoteles y restaurantes llegaba no solo con la idea de mantener su operación en Tarapacá, sino que también presentó carpetas para quedarse con el principal centro de la IV Región
A la fecha, la firma cuenta con siete unidades de negocio en el país. Además de Iquique, también controla casinos en San Francisco de Mostazal, Temuco, Valdivia, Puerto Varas, Coyhaique y Punta Arenas.
En el exterior, en tanto, mantiene cuatro casinos en Lima, Perú; dos en Panamá (Punta Pacifica y Down Town) y uno en Cartagena de Indias, Colombia.
A diciembre de 2016, la compañía presentó ingresos por más de US$226 millones, con un nivel de EBITDA de US$ 75 millones, dividido en un 85% aportado por el negocio del juego, 9% aportado por el hotelero y un 6% por el de alimentos y bebidas.
En todos sus negocios, cuenta con 325 mesas de juego; 6.588 máquinas de azar; 721 posiciones de bingo; 539 habitaciones de hotel; 6 centros de convenciones; 23 restaurantes; 16 bares; 3 discoteques; 3 spa y 4 fitness center & piscina.

LA DISPUTA
Según lo informado por la Superintendencia de Casino de Juegos (SCJ), esto se enmarca dentro del proceso para adjudicarse las siete plazas municipales que existen en el país. Estas corresponden a Arica, Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales.
Durante la audiencia del miércoles, Sun Dreams exhibió su propuesta para mantener el control de Iquique a través de la sociedad Entretenimientos Iquique S.A. Mientras que los dos ofertantes que mostraron interés por Coquimbo, fueron las sociedades Casino de Juegos Coquimbo S.A. (Sun Dreams) y Casino de la Bahía S.A (Enjoy).
Así, las principales empresas de la industria nacional compiten por el principal recinto de juegos de la IV Región. El hecho marca un precedente, pues de ser más atractiva la oferta de Sun Dreams acabaría con los 23 años que lleva Enjoy operando la sede porteña.
La disputa viene reiterándose desde la semana pasada, cuando ambas firmas compitieron por los centros de Puerto Varas (a manos de Sun Dreams) y Pucón (controlada por Enjoy).
La situación dista de lo experimentado en Arica y Puerto natales, ya que aún no se entregaron ofertas concretas para estas ciudades. Para Viña del Mar la recepción está fijada para el próximo jueves 12 de octubre.
“Tenemos un parque de 28 mil máquinas tragamonedas en los casinos establecidos, y en general en todas las industrias, este es un mercado que tiende a cierto nivel de concentración, básicamente por la cantidad de habitantes que somos. La llegada de capitales distintos se ha dado básicamente en función de las ventas de acciones que han ido generando los distintos grupos”, esgrimió la superintendenta de Casinos de Juego, Vivien Villagrán.
La visión es compartida por el gerente general de Enjoy, Gerardo Cood, quien tras la audiencia señaló que “Coquimbo es nuestra plaza ícono en términos de rentabilidad y estamos muy conscientes del crecimiento de la Cuarta Región que nosotros mismos hemos tratado de fomentar”.
Según medios nacionales, Sun Dreams incluso tendría adquirido un terreno en las cercanías del casino porteño.

SIGUIENTES ETAPAS
Tras la recepción de las ofertas comenzará la revisión de la suficiencia de fondos, así como la evaluación por parte de la SCJ, en un plazo máximo de 120 días.
La evaluación de las ofertas técnicas, acompañando el expediente respectivo e indicando el puntaje ponderado de cada uno de los solicitantes, será propuesta al Consejo Resolutivo, el que la ratificará, solicitará la revisión de la misma o pondrá término a la evaluación, en su caso, en el plazo de 40 días contados desde la recepción de los expedientes. De requerirse la revisión de los puntajes, la Superintendencia debe pronunciarse en el plazo máximo de cinco días contados desde el requerimiento del Consejo Resolutivo.
Concluida la evaluación, la Superintendencia dictará una resolución, indicando los puntajes ponderados finales y citará a la audiencia de apertura de la oferta económica a aquellos postulantes que hubiesen obtenido el puntaje mínimo ponderado, es decir un 60%.
En tanto, la resolución de otorgamiento, denegación o renovación de los permisos deberá dictarse dentro de los cinco días siguientes a la fecha de audiencia de apertura de la oferta económica.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *