Médicos deponen movilizaciones y renuncias, pero mantienen preocupación por crítica infraestructura en hospitales de la región

Publicado bajo: Economía y Desarrollo |

Capítulo Médico del San Juan de Dios asegura que  nuevo recinto asistencial tardará al menos 15 años más.

Una de las primeras medidas acordadas tiene relación con el proceso de mitigación para el hospital de La Serena mientras se espera la construcción del Centro de Diagnóstico Terapéutico. «El proyecto definitivo, que viene a resolver este problema (falta de camas,) es la construcción de ambos hospitales, pero para concretar estos proyectos pasará tiempo. Por lo tanto, qué hacemos en ese periodo de transición es lo que trabajaremos a contar de los próximos días», señaló el representante del Ministerio de Salud, Eduardo Bartolomé.

Una de las primeras medidas acordadas tiene relación con el proceso de mitigación para el hospital de La Serena mientras se espera la construcción del Centro de Diagnóstico Terapéutico. «El proyecto definitivo, que viene a resolver este problema (falta de camas,) es la construcción de ambos hospitales, pero para concretar estos proyectos pasará tiempo. Por lo tanto, qué hacemos en ese periodo de transición es lo que trabajaremos a contar de los próximos días», señaló el representante del Ministerio de Salud, Eduardo Bartolomé.

Fueron tres horas de reunión en la biblioteca del Servicio de Salud Coquimbo las que finalmente destrabaron las amenazas que hace ocho días antes había realizado el Colegio Medico de la zona. Movilizaciones, paros y renuncias habían prometido los profesionales de la salud por la delicada infraestructura hospitalaria, principalmente de la conurbación, gatillado además por el tercer traspié que sufrió el Centro de Diagnóstico y Terapéutico (CDT), luego de las objeciones de la Contraloría General de la República.
Sin embargo, la cita –a la que asistieron representantes del Ministerio de Salud– permitió al Colegio Médico presentar un petitorio que será analizado en Santiago, con medidas de mitigación en salud para contener el atraso que significará la construcción del CDT, además de una investigación sumaria por eventuales responsabilidades por las fallas en las bases de licitación del emblemático proyecto de salud ambulatoria.
Junto a ello, el pliego agregó plazos concretos para la construcción acelerada del comprometido edificio transitorio en los terrenos de la antigua torre del hospital de Coquimbo y continuar con acciones de salud en el actual recinto del hospital de Ovalle que quedará disponible, una vez que se edifique el nuevo inmueble en las afueras de esa ciudad.
La respuesta deberá tramitarse en 15 días más.

COQUIMBO
“Nos aseguraron que el hospital de Coquimbo lo vamos a hacer vía trato directo, no por licitación por los problemas que ya ha habido con las licitaciones. Nos deja muy tranquilos, porque la región no puede seguir esperando estos problemas de infraestructura””, dice el presidente del Colegio Médico de la IV Región, Jaime Bastidas.
Cabe recordar que el terremoto del 16 de septiembre dejó con daños estructurales la antigua torre del hospital. Ésta fue demolida hace algunos meses atrás, lo que obligó a redistribuir servicios y reacomodar áreas clínicas en dependencias modulares

LA SERENA
El presidente del capítulo Médico del hospital San Juan de Dios de La Serena, Rodrigo Barrera, explica que dicho recinto no da abasto para la actual población de la ciudad y aclaró que el CDT no viene a resolver 50 años de falta de inversión en infraestructura para modernizar el centro de salud.
“A la gente se le ha confundido pensando que el CDT es una solución al problema del hospital. El CDT es un aporte a la resolución de las listas de espera, a algunas temáticas que no están abordadas que son los centros de diálisis, pero no resuelve absolutamente en nada la falta de de infraestructura de acuerdo a los volúmenes de congestión que tenemos actualmente”, precisa.
En proyecto del CDT está compuesto por tres grandes edificios: uno Patrimonial, otro de Tratamientos y otro de Diagnóstico. Fuera del inmueble histórico que albergará oficinas administrativas, el resto de la obra proyecta dependencias de consultas de especialidad –oftalmología, otorrinolaringología, cardiología, odontología, Enfermedades de Transmisión Sexual– y tratamientos ambulatorios –cirugía ambulatoria, oncología, laboratorios, salud mental, entre otras- y contempla un financiamiento de $50 mil millones para su ejecución.
En cambio, aún está pendiente los estudios preinversionales que definirán las necesidades clínicas (y su costo) de la atención cerrada del recinto.
Al respecto, Barrera cuenta que durante los últimos diez años, se han iniciado al menos tres procesos similares, “pero si el ministerio no lo prioriza, va a quedar guardado en una carpeta, archivado y no sirve para nada”.
“Un hospital en Chile demora entre 12 a 15 años en construirse si todo es rápido, desde que se imagina hasta que está construido. Y este hospital no da para 12 a 15 años más y es ahí donde necesitamos que se elabore una estrategia para abordar qué falta para seguir funcionando”, sentencia.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *