Onemi emite crítico informe del borde costero de la Región de Coquimbo en caso de tsunami

Publicado bajo: Economía y Desarrollo |

Logros alcanzados en el análisis de las vías de evacuación, zonas de seguridad, puntos estratégicos y evacuación vertical en los edificios de la costanera fueron calificados como “regulares” por la entidad de emergencia.

Trascurrido poco más de cuatro meses de que la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) del Ministerio del Interior desarrollara un simulacro en seis comunas de la IV Región y a menos de dos años de que la zona experimentara un terremoto 8,4 Richter con efecto de tsunami en sus costas, la entidad elaboró un crítico informe sobre la situación de las vías de evacuación, zonas de emergencia, puntos estratégicos y la evacuación vertical en los inmuebles del borde costero ante una emergencia.
El informe técnico “Evaluación Simulacro de Sismo y Tsunami Borde Costero-Región de Coquimbo” desglosa los aspectos preocupantes del ejercicio en que participaron 85 mil personas de La Higuera, La Serena, Coquimbo, Ovalle, Canela y Los Vilos, efectuado el 10 de noviembre del año pasado. Esto es en las áreas de la población que trabaja, reside o estudie bajo la cota 30, la zona de inundación ante un maremoto.
La evaluación se concentró principalmente en condiciones de seguridad, implementación de emergencia, tiempos de evacuación, comportamiento y organización de la comunidad y acciones de preparación inclusiva, el cual busca acercar a sus participantes lo más posible a una situación real de desastre.
En los informes califica las condiciones de seguridad de las vías de evacuación como “regulares”, así como también el comportamiento de la comunidad en el trayecto y su debida señalización. En las zonas urbanas, las falencias detectaron además que los automovilistas no descendían y evacuaban a pie como indica la norma, además de que las arterias para la emergencia no reúnen la condición necesarias para la circulación de las personas en situación de discapacidad.
Algo similar se observó respecto a las zonas de seguridad con problemas de accesibilidad para discapacitados y carencia de las dimensiones adecuadas para reunir a la población, puesto que se encuentran emplazadas en lugares que son de difícil acceso, en intersecciones de calles y no en lugares amplios como parques, plazas, sitios eriazos, etc.
En aquellos lugares considerados como “puntos estratégicos” (hospitales, establecimientos educacionales, centros comerciales, entre otros) que contienen una alta concentración de público, los informes arrojaron ausencias de informes de inspección técnica que se indique el cumplimiento de la norma sísmica y carencia de lugares de protección, debidamente identificados, al interior de los inmuebles.
Pese a ello, el director regional de Onemi en la zona, Rubén Contador, sostiene que dicho informe es una “visión parcial” respecto a lo que el organismo analizó durante el ejercicio, puesto que existe otro informe específico de “todo lo que ocurrió” durante esa jornada. En ese sentido, Contador declinó opinar sobre el documento y evalúa entregar el segundo texto durante los próximos días, previo conocimiento de las máximas autoridades del Gobierno Regional.

CONURBACIÓN: PROBLEMAS CON LA EVACUACIÓN VERTICAL
Con una próspera industria turística en la avenida del Mar de La Serena y Costanera de Coquimbo, el informe de Onemi evaluó a 28 edificios de la región, de los cuales siete simplemente se restaron de participar.
Salvo la regularidad de aquellos inmuebles de contar con un procedimiento escrito de emergencia y evacuación ante un sismo o tsunami, un sistema de alarma interno y espacios comunes desde el octavo piso, el texto pondera como “deficiente” aquellos edificios que no poseían entradas o salidas expeditas, incluso con puertas que no permiten la evacuación vertical de las personas que se encuentren colindantes a la costa. A esto se suma otras falencias, principalmente en los sistemas de iluminación de emergencia que no se vean afectados ante la ocurrencia de un tsunami y carencia de sistemas de señalización de seguridad.

“ACCIONES DE PREPARACIÓN INCLUSIVA”, AL DEBE
En caso de emergencia, sistema de alarma visible para personas con discapacidad auditiva puede ser de gran ayuda a quien padezca la habilidad de oír, sin embargo la evaluación de Onemi fue “deficiente” para aquellos espacios públicos y privados de la zona. También fallaron la habilitación de kit de emergencia para discapacidos, tales como medicamentos, bastones, copias de recetas e información de tratamientos, incluso en las evacuaciones fue considerado como “regular” la asistencia a adultos mayores, menores y embarazadas.

Compártenos en las redes

Noticias Relacionadas:

  • Inician obras de vías de evacuación en el borde costero de La Serena y Coquimbo
  • Hoteles del borde costero revisan sus protocolos de evacuación tras el terremoto y tsunami del 16-S
  • ONEMI Coquimbo realizó ejercicio de evacuación en sectores del borde costero de la región
  • Municipio pintó señales de evacuación de tsunami en borde costero
  • Onemi lanza nuevo sistema de informaciones en la región de Coquimbo
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *