La Serena: A inicios de mayo abrirá el primer bulevar permanente de food trucks

Publicado bajo: Economía y Desarrollo |

Serán 11 alternativas culinarias las que estarán disponibles en pleno centro de La Serena, en una estructura parecida a un patio de comidas a cielo abierto. Contará con comidas de distintos países y estilos.

No cabe duda: los carros de comida llegaron para quedarse. Luego que su presencia se masificara en la conurbación La Serena – Coquimbo, ocupando emplazamientos temporales en los más diversos rincones, a inicios de mayo entrará en funcionamiento la primera instalación permanente de este tipo de locales gastronómicos. Se llamará Boulevard Terrazas La Serena y se ubicará en la esquina de Cienfuegos con Eduardo de la Barra.
El proyecto ocupará un terreno baldío anteriormente usado como playa de estacionamiento, en donde se instalarán 11 food trucks, con ofertas culinarias diferenciadas: “La flor de Chile” (comida chilena), “Espíritu del valle” (mexicana), “Housetruck” (norteamericana), “Maloka” (brasileña), “Sushiburritos” (japonesa), “Sibaryz” (italiana y peruana), “La llanera” (venezolana), “Al Sahara” (árabe), “Ango” (cafetería), más un carro de helados y postres y otro de jugos naturales.
Una diversidad de la cual emana el lema de la iniciativa: “Los Sabores de tu Mundo”.
Michael Godoy es el emprendedor detrás de esta idea. Aunque se hizo conocido como presidente de Club Food Truck IV Región –una agrupación de microempresarios locales del rubro–, esta vez se trata de un proyecto empresarial propio.
“En el rubro de los food truck, a excepción del verano, en el resto del año no hay dónde ubicarse. La idea es crear una plaza de bolsillo, un concepto que es común en otros países, incluso hay tres en Santiago. Comúnmente son parques, intersecciones u otros espacios vacíos, pero como no en el centro de La Serena no hay un lugar así, arrendé ese estacionamiento”, explica.
Claro que no era cuestión de llegar e instalar los carros. Había que ambientar el sitio y adaptarlo, no sólo por una cuestión estética, sino también práctica.
“Lo que hicimos fue mejorarlo: se pintaron las paredes, se pusieron estructuras metálicas y delante de ellas, cañas de bambú; se plantaron cuatro palmeras; se arregló el piso con adocretos (era de ripio); se instalaron baños; se colocó agua potable y alcantarillado para cada carro”, señala.
Este último punto –agua y alcantarillado– era de importancia crucial, pues sólo así podía conseguirse la correspondiente autorización sanitaria para que en los carros se pudiera cocinar platos complejos. Ello por cuanto la norma impide vender nada más elaborado que un completo en una plataforma móvil común.
La iniciativa cuenta con fondos de Capital Semilla Emprende del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec) y apoyo de la Oficina de Fomento Productivo de la Municipalidad de La Serena.
“En ningún carro se repite la comida; la idea es que la gente vaya en familia y puedan satisfacer los gustos de cada cual; que los inmigrantes que han llegado a la zona, las distintas culturas, se puedan encontrar en un solo lugar, para todo el público. Y con precios al alcance del bolsillo”, comenta.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *