Consejeros regionales arremeten contra seremis e intendente por votación de proyecto Dominga

Publicado bajo: Economía y Desarrollo |

La discutida decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental terminó generando un nuevo roce entre el Core y Claudio Ibáñez, quien desde su propia llegada al cargo ha sido cuestionado.

Los propios consejeros se encargaron de hacerlo saber. Para el miércoles 15 de marzo se había programado anticipadamente una reunión entre el Consejo Regional y el intendente, Claudio Ibáñez, para analizar el presupuesto regional 2017 y consensuar prioridades de gasto.
En esa oportunidad varios cores esperaban plantear su desazón, pues la oferta de Andes Iron aparecía como una oportunidad inmejorable para impulsar la alicaída economía regional. Pero a las 9:44 de ese miércoles, un correo electrónico de Sebastián Santander –uno de los asesores de Ibáñez–, les notificó que “el Sr. Intendente no podrá asistir (…), por encontrarse fuera de la región”.
En algunos, la molestia trocó en indignación. Y se notó. Por la tarde, diez de los 14 consejeros presentes, incluyendo al presidente de la instancia, Eduardo Alcayaga (PS), aprobaron el Acuerdo Nº 8.523, cuyo texto critica el accionar de las autoridades en este episodio:
“La (sic) Seremi de Transporte y Telecomunicaciones, como el Seremi de Energía, pese a haber emitido informes favorables en la fase previa, votaron en contra. La Seremi de Agricultura, Desarrollo Social y Salud, rechazaron no obstante no emitir objeciones fundadas”.
“El proyecto minero fue sometido a todo el proceso normativo ambiental establecido en nuestro país, respetando la institucionalidad ambiental hasta su término”.
“Esta decisión del Intendente es una pésima señal de Chile frente al mundo para la atracción de inversiones, la generación de empleo y la política que, en este sentido, el Estado de Chile ha tenido y difundido desde 1990 en adelante. La evidente existencia de una intromisión indebida de parte del Ministerio de Interior, como así mismo de la injerencia de algunos parlamentarios de esta región como de otras”.
“Este Consejo Regional (…) viene en manifestar su rechazo a la decisión adoptada por la Comisión de Evaluación Ambiental, y en especial del voto dirimente del Intendente Regional que votó en contra”.
“Las consecuencias de la intromisión y del rechazo generan un efecto dominó en materia económica, pero además genera un retroceso en materia de descentralización, en la que será el gobierno central el que tendrá la decisión”.

A TONO SUBIDO
Por cierto, el debate previo a la votación dio lugar a ataques más explícitos. Mientras Carlos Galleguillos (PS) y Miguel Solís (PC) defendieron el rechazo a Dominga, la mayoría de los consejeros recordó que ya en noviembre de 2014 el Consejo se pronunció a favor del proyecto, tras escuchar a representantes de la empresa proponente, grupos ambientalistas y vecinos de la comuna de La Higuera.
“El país vive una situación muy difícil desde el punto de vista económico, no tenemos crecimiento, y eso se refleja en esta región”, sacó a relucir Teodoro Aguirre (FRNV). “El propio intendente tuvo como argumento para no construir el edificio consistorial de Ovalle el decir que el desempleo estaba en la Provincia de Elqui. (…) Recuerdo que un día llegó a nuestra sala y quiso dar una clase magistral a todos los que estábamos de cómo iba a a implementar una política de atracción de inversiones, y cuando se tiene la oportunidad que sea cierto, hay una contradicción grande. El intendente ignora, seguramente porque no es de la región, que esta zona es minera”.
La salamanquina Ángela Rojas (PPD) recalcó que su comuna logró salir de la pobreza gracias a la instalación de una explotación de gran minería, como Minera Los Pelambres, y acusó de contradictorio el dictamen de la comisión. “La comunidad de La Higuera vino a presentarnos un acuerdo marco con la minera (Andes Iron), un caso inédito en Chile, en que se llegaba a acuerdo con la comunidad aún antes de que empezara el proyecto (…), nos dieron un ejemplo a todo Chile de responsabilidad por parte de la minera y de la comunidad para hacer las cosas conversando, seriamente. (…) La institucionalidad recomienda aprobarlo y después, por temas políticos, se rechaza”.
Agapito Santander (FRNV) fustigó la intromisión de arlamentarios en el tema, así como a los miembros de la comisión que votaron en contra. “Estos señores seremis no presentan durante el proceso oposiciones fundadas y de fondo. Entonces ¿qué es lo que explica que hayan votado seis en contra y seis a favor? (…) Lo que pasó es que hay diputados y senadores que se toman atribuciones que no les corresponden. Los elegimos para legislar, no para andarse metiendo en quién se contrata como jefe de gabinete del intendente o de seremi. El káiser (Guido) Girardi ejerció presiones… él debe saber qué interés tiene, viviendo lejos como vive en Santiago. (…) El peor papel, en mi opinión, se lo lleva el intendente; nosotros le aprobamos un proyecto de atracción de inversiones, ¡y qué atrae con esa política, son 500 millones perdidos!”.
Lidia Zapata (DC) hizo ver su preocupación por el hecho de que ahora se pretenda suplir con promesas de obras públicas la actividad económica que Dominga generaría, y más si esos proyectos debieran ser financiados por el Core. “Me preocupa muchísimo eso de pensar que no ‘estamos en esto (Dominga), pero sí los vamos a apoyar de otra manera’. Hubo una actitud poco seria”.
Macarena Matas (RN) lamentó el hecho que “la comunidad de La Higuera lo único que pidió fue que no se politizara este tema, ¿y qué pasó?, se politizó. Es un año electoral, escucharon el nombre de Sebastián Piñera y en vez de propender al desarrollo de la región, fue más importante la cosa chica”.
Marcelo Castagneto (RN) remarcó que “no sé si algún inversionista minero o industrial va a querer venir a instalarse” y subrayó el contrapunto de esta decisión con planes destinados a habilitar una amplia zona portuaria en el litoral de La Higuera, capaz incluso de absorber carga proveniente del futuro túnel de Agua Negra. “Qué le vamos a decir ahora al gobernador (Sergio) Uñac, y a la esperanza de la zona centro argentina, que no vamos a poder construir un puerto para embarcar los productos del corredor bioceánico porque los ambientalistas se oponen”, dijo.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *