La Florida vs Tongoy: radiografía de una controversia

Publicado bajo: Infraestructura y Construcción |

aeropuerto_la_floridaEl 17 de diciembre pasado, el anuncio de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, de entregar un impulso definitivo al proyecto de un aeropuerto en Tongoy, reavivó la polémica entre el Gobierno y los defensores del Aeródromo La Florida, de La Serena, quienes sostienen que una nueva terminal aérea no es prioritaria para la región, más aun por cuanto la actual es perfectamente operativa. Un debate que, tal como ha sucedido en anteriores ocasiones, suele sostenerse en consignas más que en datos.
A continuación entregamos precisamente lo que ha faltado, información para que nuestros lectores se formen una opinión propia.

¿CUÁNTOS ESTUDIOS HAN DESARROLLADO?
El tema comenzó a ser tratado en forma pública hacia el año 2000, siendo incluido dentro de la cartera de Proyectos Bicentenario de la administración del entonces primer mandatario, Ricardo Lagos. Dentro de las justificaciones para reemplazar a La Florida se argumentaba el que no cumplía con las condiciones de seguridad apropiadas, por su emplazamiento dentro del área urbana, y las dificultades de operación asociadas a la nubosidad de la zona.
Desde entonces se han efectuado cinco estudios principales: Anteproyecto Referencial Nuevo Aeropuerto IV Región (2001-2002), Estudio de Demanda y Evaluación Social (2002), Estudio de Expropiaciones y Anteproyecto del Acceso Vial (2007), segundo Estudio de Demanda y Evaluación Social (2015), y desde 2016, Actualización Anteproyecto Referencial, que debe ser entregado el presente año.

TERRENO Y EXPROPIACIONES
El área elegida para el proyecto es una zona rural, situada en forma paralela y aproximadamente a dos kilómetros al oeste de la Ruta 5.
El terreno tiene 466,77 hectáreas de superficie. Lo conforman 48 lotes, originalmente pertenecientes a seis propietarios, entre personas naturales y jurídicas. Fueron expropiados entre agosto y septiembre de 2009, durante el primer período de Bachelet. La operación tuvo un costo total para el fisco de 660 millones 298 mil pesos (ver tabla).

ESTADO ACTUAL
DEL PROYECTO
Según indica una minuta de la Secretaría Regional Ministerial de Obras Públicas, tras el ya mencionado Estudio de Demanda y Evaluación Social de 2015 “se tomó la decisión, técnica y política, de construir un nuevo aeropuerto en la localidad de Tongoy. Durante el primer semestre de 2016, la Dirección Nacional de Aeropuertos – MOP ingresó al Sistema Nacional de Inversiones la iniciativa en su etapa de prefactibilidad (para actualización de Anteproyecto Referencial). El Ministerio de Desarrollo Social (MDS) declaró admisible la solicitud de fondos para elaborar el anteproyecto”.
Sin embargo, el MDS planteó observaciones, las cuales deberán respondidas por el Departamento de Planificación de la Dirección de Aeropuertos.
El cronograma del MOP considera el término de los estudios faltantes en 2020, inicio de obras en 2021 y puesta en funcionamiento en 2023.

LA FLORIDA VS TONGOY
Según el MOP, la proyectada terminal tongoyina tendría ventajas evidentes con respecto al ya añoso aeródromo serenense, inaugurado en 1949. En su minuta, afirma que las limitaciones de La Florida incluyen la “imposibilidad de operar bajo condiciones climáticas adversas, situación que no puede ser resuelta en su totalidad por la tecnología existente. El sistema (de aproximación asistida por instrumentos) RNAV RNP AR, implementado el año 2009, entrega mayor regularidad a la aviación comercial; sin embargo, la aviación general no cuenta con el equipamiento necesario en su flota”.
Se agrega la cercanía a la ciudad, con su efecto en contaminación acústica y riesgos ante posibles accidentes; “imposibilidad de expansión sin expropiaciones” para ampliar la pista o construir un rodaje paralelo; y una “geografía irregular” que “dificulta las operaciones aéreas”.
Por el contrario, se asegura que Tongoy contaría con “óptimas condiciones meteorológicas y de espacio aéreo, diseñado para operar 24 horas al día” y “sin restricción para todas las compañías y aeronaves”; “capacidad de expansión dentro del terreno hasta su saturación”, con una pista de hasta 3.200 metros; menor impacto ambiental; y una diferencia sideral en el tamaño y disponibilidades del edificio terminal, que en La Florida es de 4.500 metros cuadrados y en Tongoy sería de 23.350, incluyendo las áeas de counters, zonas de circulación, servicios, dique de embarque, etc.
A lo anterior se agrega la posibilidad de ser pista alternativa para vuelos derivados de Santiago (aspecto relevante en casos de emergencia, como catástrofes naturales) y que los terrenos ya están en manos del Estado.

LOS NÚMEROS DE LA FLORIDA
Hasta hoy, ninguna línea aérea ha señalado tener preferencia por Tongoy por sobre La Serena para operar en la Región de Coquimbo. Incluso al contrario, tal como señaló en la edición pasada de Semanario Tiempo el subgerente de Comunicaciones de Sky Airlines, David Fuentes, La Florida ofrece una gran ventaja en cercanía a la ciudad y, por contrario, la lejanía de Tongoy perjudicaría su actual modelo de negocios, de vuelos a bajo costo.
Consultada por nuestro medio, la Dirección General de Aeronáutica Civil afirma que “el largo de la pista no afecta las operaciones de la actual flota de aeronaves que opera regularmente en el Aeródromo La Florida”.
De hecho, las estadísticas de los últimos tres años muestran que La Florida presenta una incidencia máxima de vuelos cancelados o desviados por condiciones meteorológicas de 0,11% al año. Números que se compararan perfectamente con una terminal mucho más nueva, como el Aeropuerto Desierto de Atacama, de Caldera, abierto en 2005 en reemplazo del Aeródromo Chamonate de Copiapó (hoy destinado sólo a vuelos civiles). Esto aunque las características físicas y climáticas son, evidentemente, distintas.
Dato curioso: aunque la terminal calderina tiene carácter de internacional, muestra menor cantidad de operaciones de vuelos internacionales que La Florida, cuyo estatus es sólo de aeródromo.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *