Presidente del CORE, y su participación en nuevo partido regional: TEODORO AGUIRRE: “No quiero que esto se transforme en un conflicto en el CORE”

Publicado bajo: Política |

La colectividad Fuerza Regional Norte Verde (FRNV) anunció su legalización como primer partido político exclusivamente local y competirá contra las colectividades nacionales en las próximas elecciones municipales.
El experimentado consejero regional, figura histórica del PPD en la zona, se alinea con la naciente formación y asegura que seguirá presidiendo el CORE, pese a que ese cupo fue negociado al interior de la Nueva Mayoría. Una situación potencialmente explosiva, más aun porque en el PPD aseguran que no ha renunciado a su militancia.

NORTE VERDE PARTIDO POLITICO

En primera fila, sentados, Gustavo Hernández, candidato a alcalde por Combarbalá; Pedro Valdivia, alcalde de Punitaqui y candidato a la reelección; Teodoro Aguirre, presidente del Consejo Regional; Hanne Utreras, ex intendenta y actual asesora de la Municipalidad de La Serena; Agapito Santander, consejero regional y presidente provisional de FRNV; Claudia Salinas, candidata a concejal por La Higuera; Edgar Ángel, candidato a alcalde por Río Hurtado. De pie acompañan candidatos a concejales.

“Ya está oleado y sacramentado. Fuerza Regional Norte Verde es partido”. Con esas palabras, el miércoles 13 de julio, el consejero regional por la Provincia de Limarí y presidente del Consejo Regional (CORE), Teodoro Aguirre, subrayaba la determinación del Servicio Electoral de inscribir como partido político a esta nueva formación, de naturaleza exclusivamente local.
Aguirre ocupó un lugar al centro de la mesa montada en un céntrico café de La Serena, para una conferencia de prensa en que se anunciaría la noticia. Sentado junto a un grupo de rostros de la colectividad, el experimentado político compartió la satisfacción del momento. El plazo para reunir las 650 firmas notariales necesarias para la inscripción terminaba el 31 de julio, pero juntaron más de 1.200 mucho antes de esa fecha. Había una buena razón para la prisa: necesitaban estar ya inscritos para poder llevar candidatos a las elecciones municipales del 23 de octubre próximo.
“Se salvaron todos los obstáculos que se nos pusieron en el camino y la resolución (para legalizar al FRNV como nuevo partido) está saliendo para la firma en cualquier momento”, dijo a Semanario Tiempo.

-¿Hubo impedimentos para que se lograra inscribir el partido, más allá de las exigencias normales?
Ciertamente. Primero tuvimos que superar los tiempos. Cuando se terminó el (sistema) binominal, quedó abierta una ventana para los movimientos regionalistas. Pero cuando los partidos tradicionales se dieron cuenta que esto estaba sucediendo, nuevamente cambiaron la ley. O sea, hubo una colusión de los partidos para poner mayores dificultades. Afortunadamente, logramos entrar, cumplir con las exigencias y transformarnos en partido en formación. Hubo incluso un reclamo de otro partido por el nombre, instancias jurídicas que tuvimos que superar.
Los tiempos se nos fueron acortando, a tal punto que, ya superadas todas las barreras, nos quedaba poco tiempo para entrar en el calendario de las elecciones municipales, y en tres semanas logramos juntar las firmas que nos faltaban.

-¿Cuándo se desvinculó usted de su anterior militancia política?
Es un proceso bastante complejo el que he vivido, no porque yo lo quisiera en un principio. Yo fui dirigente y activo militante del PPD por mucho tiempo, pero hubo ciertos cambios de dirección regional, donde a mí, siendo vicepresidente, jamás se me convocó. Cuando no se dan ciertas condiciones, uno se desafecta; amor a la fuerza no se puede no más.
Y desde la visión que uno tiene como consejero regional, empieza a mirar la región más que el panorama nacional. Ahí nos damos cuenta que estamos absolutamente agobiados por el centralismo, que contribuye a que este país sea tan desigual. Entonces, cuando tenemos la oportunidad de pensar y trabajar por la región, hay que militar para llevar adelante esas ideas, y en eso estamos.

-¿Cuándo tomó usted la decisión?
Hace largo rato.

-Pero usted no se veía tan protagonista como otros.
No se me veía, pero he estado siempre, y debo reconocer que he trabajado intensamente por la formación de este partido. Que apareciera públicamente no es necesario, no es una cosa de egos.

-Usted asumió la presidencia del Consejo Regional dentro de la Nueva Mayoría, un pacto que no incluye a FRNV.
Porque en ese momento no existía. Yo tengo un compromiso, uno en política tiene que respetar la palabra. Cumplido mi período, en febrero de 2017, viene otra persona a tomar la presidencia del CORE.

-¿Nadie le ha dicho que deba entregar el cargo?
No. Ese es otro tema. Yo no quiero que esto se transforme en un conflicto en el CORE; no tenemos por qué trasladar una situación política al CORE. Cada uno de los consejeros tiene una representación política, pero en mi presidencia hemos logrado que todos estén con la camiseta puesta por la región.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *