Tripulantes e industriales crustaceros reanudan gestiones contra eliminación de la pesca de arrastre

Publicado bajo: Pesca y Acuicultura |

Sendos proyectos presentados en el Congreso Nacional amenazan a la actividad crustacera de Coquimbo, de la cual dependen unos tres mil puestos laborales.

pesca de arrastreEl sector pesquero regional dedicado a la extracción de crustáceos reanuda las gestiones encaminadas a frenar iniciativas parlamentarias relativas a la Ley General de Pesca y Acuicultura, las que amenazan con provocar la ruina de este rubro, cuyo mayor polo de desarrollo en el país está radicado en el puerto de Coquimbo.
Por un lado, los diputados Daniel Núñez y Hugo Gutiérrez han propuesto eliminar la Ley de Pesca, lo cual dejaría a esta actividad sin regulación legal. Por otro, los senadores Adriana Muñoz, Carolina Goic y Rabindranath Quinteros diseñaron una moción destinada a eliminar totalmente la pesca de arrastre, prohibir las “perforaciones” a la franja de cinco millas marinas más próximas a la costa (conocida como Área de Reserva de la Pesca Artesanal) y modificar el régimen de licencias de pesca.
Durante las últimas semanas, la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP) y el Sindicato Interempresas de Tripulantes y Oficiales en Barcos de Arrastre Camarón y Langostino han participado en reuniones con otros dirigentes gremiales y congresistas, buscando promover la protección de la actividad crustacera.
Manuel Díaz, presidente del sindicato, advierte el tamaño de la crisis que se desataría si se aprobara alguna de estas medidas. “Al eliminar la pesca de arrastre, yo creo que sería una crisis tremenda para la Cuarta Región, sobre todo porque acá está el 90% de la flota crustacera y unas tres mil personas quedarían sin trabajo, incluyendo fábricas, las pymes, que son varias las que están en Coquimbo. El gobierno tendría que pensarlo muy bien, así como estamos, ¿una cesantía de tres mil personas más? Cómo va a sacar los recursos para esas tres mil personas. No creo que les vaya a dar asesoría para que ubiquen un nuevo trabajo si no los hay”, indica.
Antonio Silva, secretario del sindicato, señala que su preocupación va mucho más allá de los tripulantes de naves pesqueras: “En la región, tanto industriales como artesanales, son 148 personas que trabajan activos. Pero esto no pasa solamente a los tripulantes, porque es un conjunto, que trabaja completo, tanto los tripulantes, que salen a pescar el producto, como el chofer que viene a cargarlo y lo lleva a la planta de proceso, y en la planta hay personas que trabajan ahí”.
El presidente de los Industriales y Armadores Pesqueros, Osciel Velásquez –quien asumió en febrero la presidencia de la Multigremial Región de Coquimbo–, enfatiza las acciones que ha estado encabezando en el último tiempo sobre esta materia: “Hemos hecho un trabajo importante con los gremios. Un trabajo de educar a la comunidad, a la población, de manera que se pueda ver la importancia que significa como región que se termine el arrastre, con la importancia que significan como región los empleos. La Región de Coquimbo no se puede dar el gusto de perder tres mil empleos por eliminar la pesca de arrastre”.
El dirigente recalca que este tema ya se ha posicionado como una de las preocupaciones más relevantes para los gremios empresariales de la región. Además, contó que la AIP espera tener la oportunidad de exponer sus argumentos ante la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado, que para este año ha anunciado una gira por las cuatro grandes zonas pesqueras del país, destinada a recoger impresiones en torno a la Ley de Pesca y sus posibles modificaciones.

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *