Municipales a la espera de una solución tras tres semanas en paro

Publicado bajo: Comunas,Economía y Desarrollo |

politica1El reparto de agua rural y la recolección de basura no se han visto mayormente afectados. Han primado los turnos éticos, sin embargo, está paralizado todo lo relacionado a  la  atención a público,  como la entrega de licencias de conducir y patentes comerciales.

Este viernes 8 de noviembre, los funcionarios municipales cumplen tres semanas de paro indefinido, debido a que no han obtenido respuesta de parte del Gobierno por demandas laborales que creen justas.

Las exigencias de los funcionarios hacen referencia a cuatro puntos de relevancia que son: el establecimiento de las asignaciones profesionales, técnicas y de responsabilidad; la readecuación de las plantas municipales (hace 20 años que no se renuevan); solución al tema del incremento previsional; y la piedra de tope es la homologación de los programas de mejoramiento de gestión municipal (PMG) con los del sector público.

Ese último punto considera –de parte de los municipales- la igualación con el sector público centralizado, con el propósito de llegar al 30,6% que éstos  perciben por cumplimiento de dichos programas, en un período que no supere los dos años (1 de enero de 2014, y 1 de enero de 2015).

Sin embargo, desde el Ejecutivo solo piensan incrementar este bono en un 10%, acercándose al 10% actual que perciben estos funcionarios, pero en un plazo de cinco años, lo cual ha sido rechazado por los trabajadores movilizados. Desean ser considerados iguales a sus pares del sector público.

Tres semanas sin trámites

Si bien, en la mayoría de las comunas de la región hay turnos éticos en los que respecta al retiro de la basura y a la repartición del agua en camiones aljibes a sectores rurales, a nivel de departamentos de servicios, ninguno está funcionando.

Departamentos como la Dirección de Tránsito, Juzgados de Policía Local, Obras Municipales, entre otros, no están atendiendo público. Esto quiere decir que cientos de ciudadanos no han podido retirar ni renovar licencias de conducir,  tampoco las patentes comerciales, no han podido actualizar datos sociales, incluso en Coquimbo se cerraron las puertas del cementerio municipal por un día.

Según el catastro, en la región, de los 15 municipios, 14 están adheridos al paro nacional. La excepción es la comuna de La Higuera, cuyo gremio decidió no paralizar sus funciones por un compromiso ético con sus habitantes, quienes en su mayoría son personas en condición vulnerable.

Asimismo, en la región, los municipios de La Serena, Coquimbo y Ovalle cuentan con retiro de basura externalizado, mientras que en los demás municipios, se han ajustado turnos éticos o bien, como es el caso de Illapel, decidieron no paralizar.

Sánchez Rumoroso y sus puertas cerradas

En Coquimbo, de no recibir una respuesta satisfactoria durante este segundo fin de semana de noviembre, los municipales no abrirán las puertas del estadio Francisco Sánchez Rumoroso, donde este fin de semana se disputan dos partidos por la Primera B: La Serena versus Magallanes, y Coquimbo Unido versus Curicó Unido.

De seguir la paralización, la Asociación Nacional del Fútbol Profesional (ANFP) pasaría a ser un nuevo afectado por este paro municipal.

Repartición de agua

Todos los municipios en paro cuentan con sectores rurales en donde se reparte agua con distintas frecuencias en la semana. Sin embargo, han mantenido turnos éticos de camiones aljibes para así no desproteger a la población, aunque en menor frecuencia.

De hecho en Coquimbo hay cinco camiones operativos para repartir agua a los lugares más alejados, los cuales continuamente están trabajando.

Elecciones

No obstante, uno de los problemas más grandes que se han visualizado en la paralización indefinida es la probabilidad que el paro se extienda tanto que pueda alterar el desarrollo de las elecciones del domingo 17.

Incluso, el director regional del Servicio Electoral (Servel), Francisco Villalobos, emplazó a los municipios a  tener contemplado un plan B en caso de extenderse la movilización y no poder contar con ese personal para ese día.

En algunas municipalidades como Ovalle, han dicho férreamente que –de continuar el paro- no entregarán cámaras y urnas para las elecciones. Mientras que el dirigente de Asemuch de La Serena, Jorge Aravena, manifestó que los municipios tendrán que contratar personal adicional.

Sector Público se suma a movilizaciones

El jueves 7, diversos gremios del sector público se sumaron a las movilizaciones de los municipales, iniciando un paro por 48 horas, criticando la cancelación de las mesas de conversación por parte del Gobierno.

Los empleados públicos exigen un reajuste anual de un 8,8%, sin embargo, el ejecutivo rechaza tal incremento y decidió retomar las reuniones una vez finalizado el periodo eleccionario.

Ahora resta esperar si sale humo blanco durante esta semana y el paro municipal pueda finalizar por fin.

Noticias Relacionadas:

  • Trabajadores del Sindicato Unimarc Zona Norte inician paro legal tras «nulos avances» en proceso de negociación colectiva
  • TPC evalúa recibir dos buques frutícolas desviados de Puertos en Paro
  • ¿Cómo quedaron las fuerzas políticas tras las municipales?
  • Funcionarios municipales de Coquimbo eligen nueva directiva gremial
  • Mineduc entrega recursos de mantenimiento a colegios municipales
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>