Historia de la Denominación de Origen del Pisco Chileno

Publicado bajo: Agroindustria |

1492: Junto al descubrimiento de América, la vid europea llega al nuevo continente.

1535: Junto a la instalación del virreinato del Perú, la vid comienza a avanzar hacia el sur.

1549: Pertenecientes al conquistador Francisco de Aguirre, se conocen las primeras plantaciones de vides en los alrededores de La Serena, hacia el valle de Elqui.

1600: Los Valles de Copiapó, Huasco, Elqui, Limarí y Choapa producen vinos de calidad que van a los más importantes centros poblacionales, ubicados de preferencia al Norte.

Siglo XVII: Ante la dificultad del traslado de vinos, los productores deciden destilarlos. Se obtiene un producto muy apetecido en los grandes centros mineros. El puerto de Coquimbo se instala, como parte de la ruta comercial, que iba de sur a norte.

Siglo XVIII: Con el nombre «Pisco» se ha denominado al producto en forma imperceptible, ya sea porque es un nombre quéchua que se da a los aguardientes, o al contenedor de éste, o bien por el puerto de desembarque del aguardiente que iba a Lima y a las grandes instalaciones mineras del Alto Perú.

1750: En el testamento notarial de doña Gerónima de Rivera y Rojas, en San Ildefonso de Elqui, a 9 de junio de 1750, se señala que se poseen 9 botijas de «Pisco». En 1758, aparece una botija de «Pisco» en el testamento de don Cristóbal Rodríguez.

1850: Un grupo de productores de aguardiente, ya denominado como «Pisco», dan un nuevo impulso a la industria y se embarcan con la importación de nuevas cepas y alambiques franceses. Juan de Dios Peralta, Luis Hernández, Olegario Alba, José María Goyenechea (Copiapó), Juan de Dios Pérez de Arce, son precursores del gran despegue que tendrá la industria pisquera chilena en el siglo siguiente.

1882: «Pisco G», primera marca de pisco registrada en Chile. Fue otorgada al vinicultor José María Goyenechea de Copiapó.

1883: Juan de Dios Pérez de Arce, de Vicuña, inscribe la marca «PISCO YTALIA».

1886 – 1900: Productores de Pisco participan en importantes ferias y concursos internacionales, lugares en que se obtienen valiosas medallas.

1902: Se dictan las primeras normas reglamentarias al Pisco. Se hace distinción entre piscos naturales (procedentes de vinos) y alcoholes agrícolas (procedentes de otros cultivos). Se establecen normas tributarias diferentes, según la procedencia del alcohol.

1902 – 1929: Se conocen pequeñas propiedades vitícolas, dedicadas a la producción y envasado de Pisco. Este período de auge, termina con la gran crisis económica mundial de 1929.

1931: La industria unida enfrenta la crisis y logra la dictación del decreto N° 181, del 15 de Mayo de 1931, que establece que «solamente podrá denominarse Pisco, al aguardiente obtenido por destilación de caldos de uvas, cosechadas al interior de una parte muy determinada de las provincias de Atacama y Coquimbo.

1931-1935: Un conjunto de pequeños productores deciden asociarse y crean la Cooperativa Agrícola Control Pisquero de Elqui Ltda. (Pisco Control). En 1934 aparece la Cooperativa de Pequeños Productores de Uvas, que luego se transformaría en la Cooperativa Agrícola y Pisquera Elqui Ltda. (Pisco Capel). Un número de productores más capitalizados, logran sortear la crisis con sus propias marcas: Tres Cruces, Tres Erres, Hernández, Peralta, John Barnes, Tacam, Perry, etc.

1936: Los productores, vislumbrando el potencial que tendría la palabra Pisco y en reconocimiento al significado del valle de Elqui en su historia, solicita y obtiene el cambio del nombre del pueblo de La Unión, por el de Pisco Elqui (Ley 5.798), la «cuna del Pisco chileno».

1963- 1973: La actividad pisquera es seleccionada por CORFO, como «palanca para el desarrollo agrícola e industrial» de las regiones de Atacama y Coquimbo, que dotó al sector de nuevas instalaciones y políticas de incentivo a las plantaciones y a la renovación tecnológica.

1980 – 1990: La industria comienza a reaccionar frente a un mercado diferente, con precios y estrategias comerciales mucho más afinadas, en un ambiente de competencia total. Se incentiva la libertad de plantación de nuevos viñedos de uva pisquera, teniendo en cuenta las grandes expectativas de crecimiento del consumo de Pisco en el país.

1990 – 2000: El país es una economía abierta. La demanda de pisco desciende ante la amplia y favorable oferta de productos importados. Una nueva crisis se avecina.

2001 – 2012: Comienza con la reforma tributaria que deja al Pisco en el mismo punto de los licores extranjeros, con aranceles bajos y con tasas de cambio muy favorables. La industria se defiende con la creación de nuevas formas de consumo de Pisco (cócteles), nuevos y complementarios usos para la uva pisquera, y hacia finales de la década, optando por la «premiumización» del producto, con resultados muy positivos.

2013: La sequía lleva tres años de severidad, el agricultor que es la base productiva se resiente, pero la industria pisquera y sus nuevos conceptos, apelando a su historia, sabrán seguir adelante, como lo ha hecho en esta larga y fructífera historia del Pisco Chileno.

Compártenos en las redes

Un comentario para Historia de la Denominación de Origen del Pisco Chileno

  1. Hola soy Sebastián estudiante de pedagogía en Historia y Geografía me enceuntro realizando una investigacion sobre el pisco mi duda es con respecto a los datos en esta página manifestado es; Cuales son sus fuentes para dar estas fechas, saludos espero una respuesta.

    Sebastián
    24 junio, 2013 en 5:18 PM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *