Director Regional de Pesca: «La pesca de Investigación no desaparece, va a evolucionar»

Publicado bajo: Destacadas,Pesca y Acuicultura |

Ed. 831 del 07 al 13 de octubre de 2011

Dictámen de Contraloría puso fin a este resquicio legal por considerar que las empresas no respetaban sus lineamientos y funcionaba como un «eufemismo técnico» para aumentar las cuotas de captura.

El dictamen N°40.152, emitido el 28 de julio de 2011 por la Contraloría General de la República puso límites precisos a las autorizaciones de la Subsecretaría de Pesca (Subpesca) en materia de investigación, aclarando que si estos permisos eran utilizados para fines comerciales autoridades y funcionarios públicos quedaban expuestos a severas sanciones administrativas.

De esta forma se puso fin a un mecanismo que los propios empresarios pesqueros reconocen se prestó para abusos. Leandro Sturla, gerente de la Asociación de Industriales Pesqueros de Coquimbo, celebró la medida.

«Para qué andamos con cosas, la pesca de investigación era usada para aumentar la cuota de extracción. Ya estaba bueno que se regularizara», afirmó.

Andrés Hoyl, director zonal de Atacama y Coquimbo de la Subpesca explicó que ya está listo el modelo de extracción que vendrá a reemplazar el existente, cuyo plazo de término definitivo es el 31 de diciembre de este año.

«La diferencia fundamental entre el escenario actual y lo que viene radica en las cantidades; antes se podía obtener hasta el 5% de la cuota global asignada al recurso. Los cambios que implementará el nuevo modelo ponen un límite del 2%. Entonces, lógicamente se aumentaba la extracción en perjuicio del mismo recurso», explica el funcionario.

Hoyl aclara que las asociaciones de industriales y artesanales pesqueros solicitaban comúnmente permisos de pesca de investigación, «lo cual finalmente era un engaño: Si un artesanal no tenía inscrito un recurso en el Servicio Nacional de Pesca, acceder a la pesca de investigación le iba permitiendo seguir trabajando».

La Sociedad Chilena de Pesca sostiene que a partir de ahora el problema será buscar bajo qué argumento legal se realizarán las pescas, tanto artesanales como industriales con un claro objetivo comercial que se hacían bajo el paraguas de pesca de investigación, que hoy están detenidas por la resolución de la Contraloría.

«La urgencia ahora es aprobar la nueva Ley que valide la permanencia en el recurso de cientos de pescadores, artesanales especialmente. La pesca de investigación tiene un objetivo y finalidad muy clara y necesaria de mantener en la LGPA. El problema es que ha sido mal utilizada para otros propósitos», arguye Hoyl.

De acuerdo la Subpesca regional, la principal pesca de investigación que se efectúa en la zona de Coquimbo es la alguera, con la especial extracción y análisis de algas pardas, importante insumo alimenticio del abalón.

Conceptos Nuevos

La nueva Ley General de Pesca y Acuicultura que debería enviar el Ejecutivo antes de fin de año considera tres tipos de pesca investigativa, acotadas específicamente  según su función:

Experimental: Creada para, por ejemplo, probar sistemas de pesca.

Prospección: Permitirá conocer la distribución de los recursos en un área oceanográfica específica.

Exploración: Una vez elegido un sector, este tipo de Pesca permitirá conocer el recursos en detalle (peso, talla, etc.)

Compártenos en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *