44 EN ZONAS URBANAS: Relaves más peligrosos están en Andacollo, Illapel y La Higuera

Publicado bajo: Minería y Energía |

Recientemente una Comisión Especial de la Cámara de Diputados investigó la situación en que se encuentran los depósitos de relaves mineros existentes en el país y entregó al Gobierno el  informe final en el cual se constata que existen 450 tranques y embalses de relaves, de los cuales 324 están inactivos y 125 activos a nivel país.

A nivel regional existen 39 relaves activos y 166 inactivos, la diputada Adriana Muñoz, PPD, informó a la Sala de la Cámara de Diputados que la Comisión constató que no existe legislación sobre los relaves inactivos o pasivos ambientales mineros, PAM, precisando que «la inexistencia de regulación sobre esta materia motiva que en diversas zonas del país, existan faenas abandonadas  y residuos con graves riesgos para la población  y para las actividades productivas. Un ejemplo de esta situación son los relaves abandonados de La Higuera, Illapel y Andacollo en nuestra región de Coquimbo».

En base a datos, aportados por el Servicio Nacional de Geología y Minería, SERNAGEOMIN, del año 2007, la Secretaría Ministerial de Medio Ambiente, SEREMI, está implementando un plan piloto que detectó los más peligrosos para la salud de las personas, los cuales se encuentran en las comunas de La Higuera, Andacollo e Illapel. Como primer paso se analizaron 14 puntos en Andacollo, muestreo que debería estar listo la primera semana de septiembre y en Illapel se están analizando muestras en 28 relaves. «En paralelo estamos trabajando con minera Dayton para que extraiga un relave urbano, Teck Carmen está trabajando en la misma vía y hay otra empresa particular que quiere sacar un PAM de la calle Colón. En Illapel estamos mostrando el plan de lo que se está haciendo en Andacollo y queremos aplicarlo allá. En La Higuera, CMP ya extrajo dos de los relaves más complejos que estaban al frente del consultorio, uno de ellos se aplanó y se tapo con tierra para lo cual estamos conversando con el municipio para impermeabilizarlos y evitar que se filtre agua a las napas subterráneas, en el relave que se extrajo trataremos de forestar y dejar puntos verdes» expresó Cristián Felmer, SEREMI de Medio Ambiente.

Un proyecto de  ley considera el cierre de faenas e instalaciones con el fin de prevenir, minimizar y controlar los riesgos o efectos negativos que se generan, ya sea para la salud de las personas, la seguridad de ellas o del medioambiente, sin embargo las explotaciones menores a 5 mil toneladas mensuales no se ha regularizado, así lo explicó Cristian Felmer, SEREMI de Medio Ambiente, «con la ley de cierre de faenas ahora es obligatorio tener un plan de cierre, por eso todas las empresas que producen más de cinco mil toneladas de mineral mensual, que fueron evaluadas ambientalmente lo tienen, como por ejemplo San Jerónimo, Talcuna, Carmen, Dayton, Pelambres. El problema es la pequeña minería del cobre, menos de 5.000 toneladas al mes, la empresa chica es la que deja relaves por todos lados porque no entran al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA, por lo que no hay una evaluación ambiental del proceso productivo y la disposición de los residuos y esos son los relaves que se encuentran, en la Región, tenemos el 57 por ciento de los relaves de Chile» detalló la autoridad.

Remover un relave o también llamado pasivo ambiental minero, PAM, cuesta entre 1.5 a 4 dólares la tonelada, en promedio entre 200 a 300 millones de pesos. «En La Higuera hay dos,  Illapel tiene más relaves urbanos, en total 28, mucho más que Andacollo que tienen 14, pero nos concentramos más en Andacollo porque están mucho más urbanos, por ejemplo están al lado de la basílica, a la orilla del camino y en Illapel están bordeando a ciudad, entonces la gente no vive arriba del relave, como si pasa en Andacollo» dijo Felmer.

En promedio un relave de tamaño pequeño mide entre 0,02 y 35,3 hectáreas y los de la gran minería alcanzan tamaños mayores a 300 hectáreas.

ALGUNAS CONCLUSIONES DE LA COMISIÓN

Dentro de las principales recomendaciones de la Comisión parlamentaria está agilizar la tramitación de los proyectos destinados a perfeccionar la normativa vigente, con el fin de asegurar que los propietarios de tranques, relaves o embalses se hagan cargo del cierre de los mismos, asumiendo los costos que ello implique. El informe agrega que es necesario emitir una normativa que faculte a las autoridades comunales, regionales y sectoriales prohibir la instalación de faenas mineras en cursos de agua y cuencas, además de incluirlos en la planificación territorial.

La diputada Muñoz enfatizó  que» las conclusiones y proposiciones hechas por la Comisión  deben ser conocidas a la brevedad por el Gobierno justamente  en estos momentos  en que empieza a debatirse  la Ley de Presupuestos del año 2012. Porque abordar responsablemente  el cierre de los PAM requiere de una normativa legal  que regule este proceso y entregue recursos al Estado para intervenir responsablemente en esta situación» manifestó la parlamentaria, representante de la provincia del Choapa.

 

¿QUÉ SE ENTIENDE POR RELAVE MINERO?

Los relaves son partículas de un mineral en agua, que forman una pulpa, desechadas de la actividad minera que se acumula en tranques de relave. Según el profesor del Departamento de Ingeniería de Minas de la Universidad de La Serena, Jorge Oyarzún, «Los relaves están formados por materiales de grano fino (resultantes de la molienda destinada a liberar los sulfuros de valor económico), constituidos principalmente por silicatos, con minerales sulfurados sin valor económico, como pirita (FeS2), así como por otros metales pesados como Cu, Zn, Pb, Cd, As, etc. También los relaves contienen restos de los compuestos químicos utilizados en la flotación de los sulfuros, y en el caso de la pequeña minería del cobre-oro, pueden contener restos de mercurio» explicó el docente.

Los depósitos de relaves implican riesgos relacionados con el derrame, debido a las vibraciones sísmicas, infiltración y contaminación de residuos líquidos en los canales de regadío, reservas  o napas. El aumento de la explotación minera está acumulando gigantescos depósitos de relaves «a un ritmo del orden del millón de toneladas por día, los que alcanzarán dimensiones propiamente `geológicas` y constituirán materiales inestables frente a procesos como la erosión eólica y eventualmente, de fenómenos sísmico de gran magnitud. Ellos deberían ser tema de preocupación respecto al futuro cierre de operaciones mineras entre las regiones III y VI, donde la minería convive con la agricultura» enfatizó Oyarzún.

Donde hay minería existen personas con necesidad de trabajar y generar recursos por lo que las tortas de desperdicios mineros se acumulan cerca de los centros urbanos, poniendo en peligro a los residentes.

Ed. 825 del 26 de agosto al 1 de septiembre del 2011

 

No hay noticias relacionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>